"Viveros de los Pirineos" invertirá en la ampliación de la piscifactoría de El Grado siete millones de euros

Esta empresa, que pertenece al grupo Viviers de France, está redactando el anteproyecto de ampliación de las actuales instalaciones ubicadas en el término municipal de El Grado y que supondrá una inversión de siete millones de euros. La empresa, que se encuentra en la fase de solicitud de permisos, pretende con esta ampliación la cría de esturión para la elaboración y comercialización de caviar, además de continuar con la actividad de cría de truchas. El primer caviar podría comercializarse en el 2013. El director del área, Laurent Villaeys, confirma a Radio Huesca Digital que se encuentran cerrando los presupuestos de la ampliación pero la inversión se aproximará a los siete millones de euros.

El grupo “Viviers de France”, líder en la producción y elaboración tanto de salmónidos como de productos marinos en toda Europa, cuenta en El Grado con personal cualificado que se encarga de la cría de truchas de las especies Arco Iris y Fario. Con estas truchas se elaboran más de cien referencias distintas como pinchos, ahumados y filetes que permiten la elaboración de platos muy variados. El anteproyecto de “Viveros de los Pirineos” contempla la ampliación de las instalaciones con el fin de doblar la superficie actual de piscina para la producción de esturión y ubicar una planta de transformación.

Actualmente “Viveros de los Pirineos” produce más de mil doscientas toneladas de truchas al año y cuenta con trece trabajadores. En el mes de mayo está previsto comenzar a criar las primeras treinta mil unidades de esturión y posteriormente realizar la selección, teniendo en cuenta que la producción de caviar es un ciclo largo, según destaca el director de área.

Laurent Villaeys destaca que “Viveros de los Pirineos” hace más de veinte años que se implantó en el municipio de El Grado, al mismo tiempo que recuerda que el 17 de septiembre de 2001 sufrieron un siniestro muy importante debido a un corte de agua en el que perdieron toda la producción pero ahora la empresa ha superado los problemas financieros generados de aquella situación.

El alcalde de El Grado, Joaquín Paricio, explica que confía plenamente en el proyecto de la empresa y solicita prudencia ante las expectativas que se puedan crear. Paricio conoce los anteproyectos realizados y espera que obtengan los permisos solicitados para desarrollar esta nueva actividad como es la cría de esturión.

Comentarios