Cáritas intentará a animar a los oscenses a ser solidarios

Cáritas Huesca se ha marcado como principal objetivo para los próximos meses ser una entidad que anime a la caridad a toda la sociedad. Esa función se combinará con la atención directa a los necesitados que viene realizando esta organización.

Es la principal conclusión de la asamblea anual que ha celebrado Cáritas Huesca este sábado. La cita ha servido para cerrar el informe de cuentas de 2007 y para presentar el presupuesto para este año 2008.

La asamblea empezaba con una eucaristía presidida por el Obispo de Huesca, Jesús Sanz, que ha presidido después el encuentro. Junto a él, estaba Pilar Polo, directora de la institución de acción caritativo-social de la Iglesia. De la memoria de actividades destaca el aumento del número de destinatarios de la acción de Cáritas. En la Asamblea han participado voluntarios y personal de la entidad, cuya tarea han agradecido los responsables de la entidad.

La actividad del ejercicio pasado supuso unos gastos de 598.952 euros. De esta cantidad, 485.000 euros aproximadamente se invirtieron de manera directa a los programas de la entidad, por lo que se dedicaron a los destinatarios de la actividad de Cáritas en diversos ámbitos: las personas excluidas y más pobres de nuestra sociedad, tanto en ayuda directa como en programas de promoción. Además, a cooperación internacional se destinaron 28.300 euros. Cáritas quiere subrayar el alto porcentaje de gastos destinados a acción directa.

Los ingresos alcanzaron 661.002 euros. El superávit de 62.000 euros se debió al retraso en la ejecución de dos programas, que se van a poner en marcha este año, por lo que esta cantidad pasa al presupuesto de 2008.

Cáritas se financia mediante aportaciones de la Diócesis, de las parroquias, donativos y convenios con administraciones públicas y entidades privadas que apoyan programas concretos. De las administraciones públicas recibió en 2007 aproximadamente 293.000 euros y otros 40.000 de entidades privadas. El resto, más de la mitad de los ingresos, proviene de socios, donativos e ingresos propios.

Para este ejercicio, se ha previsto un presupuesto de ingresos y gastos de 686.400 euros.

DATOS DE LA MEMORIA ANUAL

Ddurante 2007 el Programa de Acogida dispensó más de 2.500 atenciones. Sirvieron para cubrir 1.574 demandas. El 63 por ciento correspondió a inmigrantes, el 23 por ciento correspondió a familias de Huesca, y el 14 por ciento a transeúntes.

El trabajo con este último colectivo –el de los sintecho- fue especialmente intenso.

En el taller restaura se prestaron 4.789 atenciones a un total de 1.255 personas, de las que 67 eran mujeres. Es decir, existe una “bolsa” de transeúntes que pasa eventualmente por la ciudad de más de 1.200 personas y que utilizan nuestros servicios una media de 3,8 ocasiones. Hay que recordar que en Restaura se ofrece a estas personas una beca de 8 euros por día para que participen en las actividades de restauración y recuperación de enseres.

El 67 por ciento de las personas sin hogar a las que atendió Cáritas en Restaura es de nacionalidad española. Un 15 por ciento, a partes iguales procede de Marruecos, Portugal y Rumanía. En el centro de día “O Fogaril” fueron atendidas 1.350 personas.

Otros datos especialmente reseñables son los correspondientes a los programas de empleo. En la bolsa estuvieron inscritas 514 personas: 417 mujeres y 97 hombres. Obtuvieron empleo 266 de ellas, con 377 colocaciones a lo largo del año. Permitieron cubrir 230 ofertas recibidas en Cáritas: 167 de cuidado de personas, 27 de limpieza y 16 de hostelería. El 97 por ciento de estas personas es de origen inmigrante.

Entre los objetivos del este año destaca el cuidado en la detección de nuevas pobrezas, dar prioridad a la puesta en marcha de un plan global de inserción socio-laboral, el establecimiento de prácticas laborales en empresas, la búsqueda de un sistema de ampliación de estancias para transeúntes con problemas de salud o en búsqueda de empleo o el establecimiento de una cooperación internacional estable con el apoyo a un proyecto concreto en países en vías del Tercer Mundo

Comentarios