El Convenio de las Harineras contempla el traslado de las empresas en el plazo de dos años

2002111818 harineras.JPG

El convenio urbanístico, que el Ayuntamiento de Huesca está a punto de aprobar y firmar con los propietarios del APR 19-02, contempla el traslado de las dos harineras en el plazo de dos años a partir de la aprobación del Plan Especial. Así mismo, recoge dicho convenio una indemnización a Porta de 15,6 millones de euros y de 16,7 millones de euros a Villamayor.

En el texto del borrador del convenio se dice que tanto Porta como Villamayor pondrán a disposición del órgano gestor de la operación urbanística los inmuebles de las dos fábricas en el plazo de 24 meses a contar a partir de la aprobación del Plan Especial.

En otro punto del convenio también se detalla la indemnización que se le dará a Porta y a Villamayor, además de la indemnización al resto de empresas. En el caso de Villamayor las cifras son 12,7 millones de euros por la fábrica y 4 millones por el traslado, mientras que en el caso de Porta se fijan 11,3 millones de euros por la fábrica y 4,2 por el traslado.

El aspecto de las indemnizaciones y de la conservación de los puestos de trabajo ha sido precisamente, el que políticamente más debate ha despertado en el Ayuntamiento de Huesca. De hecho, desde las filas populares se ha cambiado de opinión porque, decía su Portavoz, Roberto Bermúdez de Castro, que con el actual texto se garantizan los mencionados puestos de trabajo.

Sin embargo, desde las filas de IU o desde CHA se señala que el convenio no dice en ningún caso el que los industriales tengan que abrir en otro lugar, una vez cese la actividad de sus fábricas del polígono.

El Alcalde al ser preguntado por las intenciones de los industriales, indicaba que no conoce los planes de futuro de los negocios que, en cualquier caso, dejarán de funcionar en el actual polígono.

Otro aspecto importante del convenio, además del reparto de los gastos de los sistemas generales entre el Ayuntamiento y la propiedad, es la decisión de los promotores Marino López XXI, Construcciones Sarvise e Inmobiliaria Buil de desistir en el Recurso de Casación que se sigue en el Tribunal Supremo por la denegación de la aprobación del Plan Especial presentado en su día.

Comentarios