CHA considera que accidentes como el de este martes dan la razón a los que solicitan aumentar la seguridad vial en los accesos a Quicena y Tierz desde la N-240

 

En el año 2006 Chunta Aragonesista preguntó en el Congreso de los Diputados sobre las actuaciones que iba a emprender el Ministerio de Fomento para aumentar la seguridad de los accesos a Quicena y Tierz desde la N-240. El Gobierno Central contestó en respuesta escrita con fecha 29 de mayo enumerando las actuaciones acometidas en 2005 en los accesos a estos dos municipios, consistentes en mejora de la señalización, fundamentalmente en lo que a limitación de velocidad y preavisos se refiere, y concretamente mediante la señalización de señales luminosas.

 

Gualberto Pérez, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Quicena, recuerda que “en su momento ya denunciamos que los accesos a Tierz y Quicena se realizan desde una carretera que de todos es sabido soporta un tráfico diario importantísimo, como importante es el crecimiento de los núcleos de Tierz y Quicena cuyos vecinos circulan diariamente por unos cruces que consideramos que con el aumento de la señalización por parte del Ministerio de Fomento no han visto disminuir de forma considerable su peligrosidad, y solicitamos el estudio y puesta en marcha de medidas de más calado, como la instalación de bandas rugosas, la puesta en marcha de rádares e incluso la construcción de rotondas, todo ello posibles medidas que significarían actuaciones de seguridad vial más consistentes”.

Para Gualberto Perez, “accidentes tan graves como el de este martes ponen de manifiesto que no podemos esperar de brazos cruzados a la puesta en marcha del tramo de autovía Huesca-Siétamo, cuya tramitación lleva un retraso considerable, a la vez que recuerda, que aunque la autovía estuviera en marcha todo lo que sea aumentar la seguridad de los usuarios de este tramo carretero siempre es importante”.

Comentarios