Paro, vivienda, inmigración y trasvase principales preocupaciones de los aragoneses

casas , obras , viviendas , polígono 29 , enero 08

El último Barómetro de Opinión hecho público por el Gobierno de Aragón coloca al paro, la vivienda y la inmigración como los tres asuntos que más preocupan a los aragoneses. La economía se sitúa en quinto lugar, justo detrás del trasvase del Ebro. El terrorismo ocupa el puesto veinte. El barómetro del Gobierno aragonés ha sido realizado por la empresa demoscópica A+M, mediante 2.581 entrevistas personales en 99 municipios de las 33 comarcas de la comunidad, con un margen de error de más menos 1,96.

El paro, la vivienda, la inmigración y el trasvase del Ebro, que ha subido más de once puntos con respecto al anterior sondeo, son los asuntos que más preocupan a los aragoneses, según el último Barómetro de Opinión hecho público por el Gobierno de Aragón.

El barómetro, que se realizaba entre el 7 y el 16 de marzo,según Efe, coincidiendo con el final de la pasada campaña electoral, revela un importante aumento de la preocupación de los ciudadanos por la economía, que ha pasado a ser el quinto problema más importante, aunque más del 80 por ciento piensa que su situación es regular, buena o muy buena.

También ha pulsado en esta ocasión la opinión sobre la Exposición Internacional de Zaragoza, respecto a la cual un 56,5 por ciento asegura que la visitará al menos una vez y un 38,2 por ciento que ya tiene compradas entradas.

El primer problema para los aragoneses es el paro, según un 37,1 por ciento de los encuestados, mientras que para un 31,8% es la vivienda, un 22,5% cree que es la inmigración, un 20,1 por ciento el trasvase del Ebro, un 13% la situación de la economía, un 11,7% el déficit de las comunicaciones, un 10,7% la sanidad y un 10,4% la sequía.

En noveno lugar aparece la despoblación, que citan un 10,2 por ciento, y después la inflación, un 8,1%; los salarios bajos, un 8%; la inseguridad ciudadana, un 6,6 por ciento; las bajas pensiones, un 6,2%; la educación, un 5,2%; y el transporte público, un 4 por ciento, mientras que la política preocupa a un 3 por ciento.

El terrorismo, al que sólo un 2,1 por ciento cita como el principal problema de la Comunidad, es identificado sin embargo como el primero que tiene España por un 39,9 por ciento de los consultados, por delante de la inmigración, que citan un 37,6 por ciento; el paro, que lo hace un 36,9%; la vivienda, un 32,5 por ciento; o la economía, un 18,9 por ciento.

Posteriormente, citan como los principales problemas de los españoles la inflación, un 11,6 por ciento; la delincuencia y la inseguridad ciudadana, un 8,8 por ciento; la violencia doméstica, un 7 por ciento; la política, un 6,7%; los salarios bajos, un 6,7%; el agua, un 5,2%; la sanidad, el 4,8%; la educación o las pensiones bajas, para un 4,7 por ciento.

En el ámbito personal, los aragoneses nombran como primer problema la vivienda, un 31,6 por ciento; seguido del paro, un 23,4 por ciento; la inflación, un 18,1%; la economía, un 17,8%; la sanidad un 12,5%; las bajas pensiones, un 11 por ciento; la inmigración, un 10,6%; los salarios bajos, un 10,4%; la inseguridad, un 5,7%; y el terrorismo, un 5,6 por ciento.

Respecto a la situación económica, un 46,4 por ciento la define como regular, un 31,3 por ciento buena y un 2,4 muy buena, mientras que un 13,7 la califica de mala y un 2,9 de muy mala. Un 61,7 por ciento responde que dentro de un año su situación será igual, un 15,4% que mejorará y un 12% que empeorará.

Sobre la Comunidad Autónoma, un 54,8 por ciento responde que la situación económica es regular, un 27,1% buena y un 11,6% mala; un 13,3 por ciento señala que la situación empeorará en los próximos doce meses y un 16,1% que mejorará.

Respecto a la Expo de Zaragoza, que se abre el público el 14 de junio, un 53,4 por ciento cree que las obras van retrasadas, un 71,8 por ciento conoce las fechas de su celebración, el 90 por ciento que está dedicada al agua, el desarrollo sostenible o a ambos a la vez, un 60,2 por ciento cree que será un éxito de organización y un 74,8% de visitantes.

El estudio demoscópico destaca que un 56,5 por ciento de los aragoneses visitará la Expo, mientras que un 20,5% no lo hará, un 34,3 por ciento porque no le interesa nada, un 28,8% por motivos de salud, un 11,9 por ciento porque es caro y un 7,9% porque habrá mucha gente.

Al menos entrarán una vez en el recinto de la Expo un 52,3 por ciento de los ciudadanos, más de un 40 por ciento con cierta frecuencia, mientras que un 61 por ciento reconoce que no tiene compradas entradas y un 38,2 que sí.

Un 32,3 por ciento responde que conocen más o menos lo esencial de la Expo y un 50,8 dice que poco o nada. La Torre del Agua y el Pabellón Puente, dos de los edificios más emblemáticos de la muestra, son los más conocidos por los ciudadanos, un 35,1% y un 21,1% por ciento, respectivamente, pero sólo un 1,5 por ciento sabe que habrá un teleférico para acceder al recinto.

Un 54,7 por ciento de los ciudadanos piensa que con la Expo mejorarán los servicio públicos, un 36,1% el empleo, un 21,7% que favorecerá el aumento de la población, pero un 73,4 por ciento cree que empeorarán los precios, un 29,9% el paro y un 25,5% el nivel de vida en general.

En el barómetro también se ha preguntado sobre otras cuestiones como las relaciones entre Aragón y España, respecto a lo cual un 59,2 por ciento responde que se siente aragonés y español, y un 62,1 por ciento que la autonomía debería tener más competencias.

Sobre a situación política aragonesa, un 76 por ciento cree que es regular, buena o muy buena y un 14,1% que es mala, y un 73,5% que se mantendrá igual el próximo año.

Comentarios