Tranquilidad en la SD Huesca que solo piensa en un buen resultado en Guijuelo

Fútbol ,Sd Huesca- Guijuelo , dic 07

No se oyen otras palabras que no sean pensando en positivo en el club azulgrana y es que a pesar del batacazo con el Lemona en el Alcoraz, el equipo mantiene la segunda plaza y tiene una ventaja de siete puntos más el golaverage con el quinto. Bien es cierto que no se está en un buen momento, pero desde la entidad se transmite tranquilidad y es que en 33 jornadas se han perdido 6 partidos y muchos equipos firmarían estar en la situación del Huesca a estas alturas de temporada.

Desde el Huesca se comenta que “críticas hay siempre, y si se hace de manera constructiva, bienvenida sea, incluso desde dentro del club aún ganando se ha intentado mejorar y hablar de las cosas en las que se puede mejorar, sin embargo, parece que una escogidísima minoría de críticos estaba esperando desde hace casi un año que se perdiera un partido en casa para hacer ver que la catástrofe está a punto de llegar. Las cosas son mucho más sencillas, esto es fútbol y cualquiera puede ganar a cualquiera, basta con ver partidos de primera división cada fin de semana para corroborarlo”.

En la página web de la SD Huesca se puede leer también que “No debemos olvidarnos que somos el Huesca, un club con limitaciones económicas y estructurales (instalación), es decir, como casi todos, y que a pesar de ello, está escribiendo parte de las mejores líneas de su historia. El equipo lleva año y medio compitiendo al máximo nivel, superando a rivales con presupuestos muy superiores al nuestro, y haciendo del club y de la ciudad de Huesca un buen nombre allá por donde juega. Creemos que todos debemos estar orgullosos de nuestro equipo, y nuestros jugadores deben también estarlo del club y de la afición”.

Además se añade que “más del 99% vamos por el mismo camino porque sabemos lo difícil de lo que está consiguiendo el equipo. Partidos malos también existen en la SD Huesca, el pasado sábado fue uno, tan solo eso, un mal partido. El que quiera ver algo más probablemente quiera buscar algo más complicado”.

Esa sensación de tranquilidad es real y lo único que se espera ahora es conseguir un buen resultado en Guijuelo, aunque esté de por medio la maldición del césped artificial, y terminar con esta situación de incertidumbre que se ha creado de forma innecesaria porque el equipo ha demostrado durante muchos meses que es suficientemente competitivo para alcanzar el objetivo final.

Comentarios