Aprobado el convenio de las harineras y firmado un compromiso de adhesión

El mismo día el Ayuntamiento de Huesca ha aprobado el convenio de las Harineras y ha logrado que más del 80% de la propiedad firme un documento de adhesión, por lo que a partir del lunes 14 de abril comienzan a correr los plazos para la aprobación del Plan Especial de la zona y el cierre de las harineras, el cual se tendrá que hacer efectivo en 2011.

El 14 de abril queda marcado ya como el día en el que el pleno del Ayuntamiento de Huesca aprobaba por una amplia mayoría el borrador de convenio del APR 19-02, prácticamente al mismo tiempo que los propietarios aportaban un documento firmado por más del 80% de la propiedad. Eso, a pesar de las reticencias a apoyar el convenio que alguno de los propietarios mayoritarios había mostrado en los últimos meses.

El Alcalde, Fernando Elboj, se mostraba muy satisfecho al terminar la sesión plenaria, en la que 18 de los 20 concejales presentes, Marta Gastón estaba ausente, apoyaban el documento. Documento que se ha tardado en cerrar dos mandatos debido a su complejidad, explicaba el Alcalde.

El único grupo que no apoyaba el convenio era Chunta Aragonesista, una formación que sigue insistiendo en que la ciudad va a perder dinero con este convenio. Según los informes que el propio consistorio encargó al gabinete de urbanistas Mur-Clusa, explicaban los concejales de CHA, con la edificabilidad del polígono los propietarios podían asumir la cesión del 10% de la edificabilidad al Ayuntamiento, podían asumir también el coste del paso subterráneo que deberá conectar la Calle Teruel con la Avenida Juan XXIII y hacer, al menos, el 20% de vivienda de protección. El convenio, de estos tres puntos solo recoge la cesión del 10% porque los marca la ley, dicen desde Chunta, el resto la ciudad lo ha perdido por una decisión política.

El partido Popular ha variado su postura respecto del convenio, porque, explicaba el Portavoz Popular, se han terminado cumpliendo en el documento las premisas que su partido había puesto como condición para apoyarlo. Así, se deja atado que las empresas deberán reubicarse en Huesca o su entorno si quieren cobrar la indemnización por traslado, fijada en más de 4 millones de euros en el caso de Porta y Villamayor, lo que viene a asegurar, en cierta medida, la continuidad de los puestos de trabajo.

Por otra parte, desde el PP se recuerda que no es el convenio lo que marcará las edificaciones del polígono, sino que lo hará el Plan Especial. Es más, Roberto Bermúdez de Castro ha propuesto que parte de la edificabilidad de la zona sea trasladada a otros polígonos para no tener que construir grandes torres de pisos.

El PAR calificaba el convenio de real, legal, posible, positivo y potencial y ha recordado que el Ayuntamiento de Huesca ha hecho un esfuerzo de entendimiento entre los grupos y con los propietarios. El Portavoz de los aragonesistas también ha criticado la postura de CHA, por presentar cuatro votos particulares que solo pretendían desvirtuan el convenio.

Finalmente desde IU, su portavoz, Trinidad Rincón, defendía el apoyo al convenio dado por su grupo. Rincón recordaba que la coalición de izquierdas defendió en su día la gestión pública del polígono como la vía más social e interesante para la ciudad, sin embargo, el nuevo escenario abocaba al Ayuntamiento al apoyo del convenio en los términos aprobados y su grupo no quería ser un obstáculo que impidiera su aprobación.

La sorpresa saltaba tras el pleno cuando el Alcalde, Fernando Elboj, cuando la prensa le preguntaba por los plazos para que los propietarios rubricaran el convenio, mostraba un documento firmado por más del 80% de la propiedad en el que mostraba su intención de adherirse al convenio.

A partir de ahora comienzan a correr los plazos. Lo próximo será la firma del convenio y el desarrollo y aprobación del Plan Especial, un documento que marcará el cierre de las harineras, el cual deberá hacerse efectivo a los 24 meses de la aprobación del Plan, ya en el año 2011.

Comentarios