Marcelino Iglesias explica que su gobierno actuará con “seriedad y precisión” con el tema del agua a Barcelona

El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, ha explicado que su Ejecutivo actuará con "seriedad y precisión", ante el acuerdo de llevar agua del Ebro a Barcelona, y se ha mostrado muy prudente a la espera de conocer los informes que ha ordenado a los servicios jurídicos para determinar si es un trasvase o no.

Desde el gobierno de España se ha indicado que "no es un trasvase nuevo", y que la medida, ante todo, supone una modernización de los regadíos sin afectar en absoluto al caudal del Ebro. Se ha explicado que se trata de una iniciativa "excepcional" hasta la entrada en funcionamiento de la desalinizadora de El Prat.

El presidente del Gobierno de la Comunidad, Marcelino Iglesias, ha comparecido ante la sociedad aragonesa, a través de una entrevista en la televisión autonómica, para aclarar cuál es la actitud de la DGA en torno al acuerdo al que llegó este martes el Ejecutivo de Zapatero y la Generalitat. Aunque el presidente aragonés no ha aclarado si es o no un trasvase , ha apuntado su posición: “Si el proyecto afecta a la cuenca del Ebro, plantearemos ante el Tribunal Constitucional nuestro desacuerdo”.

El presidente aragonés se ha referido en numerosas ocasiones al Estatuto de Autonomía de Aragón, que entró en vigor hace apenas un año, para concretar las acciones del Gobierno de Aragón. Así, ha recordado que “si hay trasvase, nosotros tenemos que oponernos y punto”. “La decisión está clarísima: cumplir el Estatuto”, ha afirmado Iglesias.

El Ejecutivo aragonés que preside Marcelino Iglesias ha pedido información, porque "en este tema queremos actuar con serenidad y precisión", y aseguraba que esa es la "responsabilidad" del gobierno que preside y subrayaba que "es un tema de suficiente entidad como para hacer las cosas bien hechas".

Iglesias se refería a la "tradición", a los "compromisos" de Aragón sobre las aguas del Ebro y a las "obligaciones inherentes al propio Estatuto de Autonomía", y afirmaba que "en esa línea vamos a responder".

Evitaba expresar una posición política sobre el trasvase de aguas a Barcelona y señalaba que él y su gobierno se pronunciarán al respecto cuando tengan "todos los informes".

"A partir de ahí -afirmaba- tomaremos las decisiones que correspondan, que, en cualquier caso, estarán de acuerdo con lo que pensamos, serán coherentes con las posiciones que hemos mantenido, y vendrán obligadas, como es natural, por el propio Estatuto de Autonomía".

ACUERDO DEL CONSEJO DE GOBIERNO

El Consejo de Gobierno, reunido en sesión extraordinaria, ha aprobado un Acuerdo, por el que se adoptan tres medidas sobre el abastecimiento de agua a Barcelona. El Gobierno de Aragón reitera su oposición a cualquier trasvase del Ebro, en correspondencia con el artículo 19.3 del Estatuto de Autonomía de Aragón, que obliga a los poderes públicos aragoneses a “velar especialmente para evitar transferencias de aguas de las cuencas hidrográficas de las que forma parte la Comunidad Autónoma”. Asimismo, el Gobierno de Aragón recuerda que entre las medidas del acuerdo de Gobierno de coalición suscrito entre el PSOE y el PAR, que figura expresamente la “oposición a cualquier trasvase del Ebro”.

 

Asimismo, el Gobierno de Aragón reitera que, en aras del respeto a la unidad de cuenca, la Administración General del Estado no puede adoptar acuerdos con una Comunidad Autónoma, de forma bilateral, que puedan afectar a otros territorios. Asimismo, se recuerda a la Administración General del Estado que debe adoptar los mecanismos de participación previstos en la legislación vigente, sin que los motivos esgrimidos de urgencia ni los plazos anunciados puedan justificar la suplantación de lo previsto en la normativa. Asimismo, se señala que el Estatuto de Autonomía de Aragón obliga al Gobierno de España a propiciar el acuerdo entre todas las Comunidades Autónomas.

 

Las medidas aprobadas en el Acuerdo del Consejo de Gobierno son:

 

Instar a la Administración General del Estado a que aporte toda la información, con carácter de urgencia, a la Comunidad Autónoma de Aragón sobre el proyecto.

Encargar a los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón y a la Comisión Jurídica Asesora la elaboración de un informe, que determine jurídicamente la naturaleza del proyecto.

Instar a las Cortes de Aragón que, como medida preventiva, se inicie la elaboración del informe preceptivo previsto en el artículo 72.3 del Estatuto de Autonomía de Aragón, poniendo a disposición de las Cortes los medios técnicos del Gobierno.

Comentarios