Fosal de Moros, el próximo objetivo del urbanismo de Huesca

Tras conseguir aprobar el convenio del Polígono de las Harineras, el equipo de gobierno municipal se centra ahora en la consecución de un acuerdo con los propietarios de Fosal de Moros, un espacio que se extiende desde el Isuela hasta la Avenida Ramón y Cajal y cuyo saneamiento no puede esperar.

La zona está deteriorada y degradada urbanística y, en algunos caso, socialmente. Sin embargo, desde el Ayuntamiento, aunque se ha querido reordenar con planes para el polígono, el número 14 del Plan General de Ordenación Urbana, estos no han contado con el beneplácito de los propietarios residentes.

En su día desde el Consistorio se llegó a impulsar un convenio que rechazaron dichos propietarios, al contemplar este el derribo de buena parte de las viviendas y la ejecución de una nueva trama urbana.

Dichos propietarios lograron paralizar el proyecto, e incluso llegaron a elevar una propuesta propia, la cual no terminó de convencer al Consistorio.

Ahora el Alcalde y Presidente de la Comisión de Urbanismo, Fernando Elboj, tras la aprobación del convenio de las Harineras y la adhesión de los propietarios al mismo, se marca el objetivo de cerrar un acuerdo con los propietarios de Fosal de Moros en el plazo de tres meses.

La zona de Fosal de Moros o Polígono 14 es una porción de terreno limitada por el Río Isuela, la Ciudad Deportiva del Perpetuo Socorro y la Avenida Ramón y Cajal.

Se trata de una zona mal ordenada urbanísticamente, con calles sin salida y sin servicios básicos en determinadas viviendas. Además, existe una problemática social que el Ayuntamiento quiere abordar, pero con la aprobación de los residentes y del resto de propietarios, en su mayoría promotores de la ciudad.

Comentarios