Brillante actuación del equipo de Montañeros de Aragón de Barbastro en la prueba "Patrulla de los Glaciares"

El equipo formado por Joaquín Oliva, Jorge Subías y Ángel Capapé, del Club Montañeros de Aragón de Barbastro, ha invertido un tiempo 14 h 31´26” en la prueba “Patrulla de los Glaciares” que se está disputando en Zermatt (Suiza). El equipo barbastrense partía en la noche del miércoles a las 23´00 horas y ha llegado este jueves a las 13 h 31´26”. El equipo ganador de esta primera parte de la prueba, CAF Maurienne, ha realizado el recorrido en un crono de 8h 19´35”. Por el momento el equipo barbastrense se encuentra clasificado en el puesto número cien pero este viernes está previsto que el resto de participantes completen la prueba.

El presidente de Montañeros de Aragón de Barbastro, José Masgrau, ha explicado a Radio Huesca Digital que en el club “se encuentran muy contentos porque el equipo ha terminado la prueba y además han realizado un buen tiempo”. Masgrau ha destacado que los tres componentes del equipo, “tenían mucha ilusión en participar en esta prestigiosa competición”, al mismo tiempo que ha destacado “el buen crono que han realizado, aunque el objetivo del equipo y del club era poder finalizar la prueba, y lo han conseguido”.

La Patrulla de los Glaciares es una carrera internacional que por su longitud es la carrera más larga de esquí-alpinismo que se realiza, conforma el campeonato del mundo de esquí-alpinismo de larga distancia. Esta prueba, organizada cada dos años por el ejército suizo, abierta a equipos de tres componentes, militares o civiles y en la que participan representantes de más de veinte países.

El recorrido discurre entre las poblaciones suizas de Zermatt y Verbier, con una distancia de 53 kilómetros, (110 km/esfuerzo) y un desnivel positivo acumulado de 4090 m, desarrollándose toda la competición a una altura media de 2766 m. De igual manera, se desarrolla un recorrido más corto, que discurre entre las localidades de Arolla y Verbier, con una distancia de 27 kilómetros, (50 km/esfuerzo).

El principal inconveniente con el que se enfrentan los participantes en esta carrera, es la noche y el frío, ya que todas las salidas previstas para la misma, se realizan a partir de las 22’00 horas. En cualquiera de los casos, el factor meteorológico también debe tenerse muy en cuenta. Cada patrulla se compone de 3 miembros, que para tener derecho a participar en esta carrera, además de poseer un currículo competitivo que los avale, deben practicar regularmente rutas y carreras de montaña, ser buenos esquiadores, saber esquiar encordados y ser capaces en condiciones normales de efectuar el recorrido de Zermatt a Verbier en 18 horas.

La primera edición de esta competición tuvo lugar en abril de 1943, y en ella participaron 18 patrullas, y continuó haciéndose con carácter militar hasta el año 1949, año en el que un accidente mortal forzó su prohibición. Tras un paréntesis de 30 años, la carrera se relanzó, admitiendo a participantes civiles, aunque la organización e infraestructura sigue siendo a cargo del ejército suizo. Así se celebra desde 1984 con un número creciente de participantes y con una difusión que ha trascendido Suiza, donde es evento nacional. Lo cierto es que la cantidad de presupuesto y trabajo necesario en una carrera de estas dimensiones, nunca sería posible sin el voluntariado militar.

Paralelamente a este relanzamiento, se van viendo incrementadas las participaciones en las sucesivas ediciones, en 2004, 2984 participantes, en 2006, 3787 participantes y en la edición de este año 2008, son 4000 los participantes en las diferentes carreras, corta y larga, siendo necesario por parte de la organización, limitar el número de participantes en esta cifra. Han sido aproximadamente otras 3000, las solicitudes rechazadas.

El Matterhorn (Cervino) es testigo de las diferentes salidas de los corredores, para enfrentarse a un avance entre glaciares y a una serie de subidas y bajadas por collados, crestas y corredores, poniendo a prueba la capacidad técnica y movimiento en montaña invernal de los participantes, alcanzando las cotas máximas de la Tête Blanche (3650 m) y Roseblanche (3160 m).

Comentarios