Broto, la maestra, vuelve a su ambiente

Juan Manuel Fonseca

María Victoria Broto, con estudios de Psicología y Magisterio, ha ejercido como maestra durante 23 años, en el Colegio ‘Puente Sardas’ de Sabiñánigo, donde desempeñó varias tareas docentes. Hasta hace unos días ocupaba la consejería de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón. Pero, para ella y muchos de los de su entorno, ha sido una satisfacción el que vuelva la “maestra”, esta en su ambiente en algo que lo vive, una de sus pasiones, sin dejar “el guiño” a Severino Pallaruelo. No olvidemos que su entrada en el panorama de la política autonómica fue la pasada legislatura al desempeñar el cargo de directora general de Administración Educativa del departamento de Educación, Cultura y Deporte, donde le ponía las pilas fuera y dentro del departamento.

En el actual curso político después de los exámenes de mayo asumió la consejería de Ciencia, Tecnología y Universidad. Si vale, pero no es lo mismo, aunque en su toma de posesión incidiera que empieza su labor con “ganas de emprender el nuevo reto” y de “sacar adelante lo que el presidente me ha encomendado”. Esto último más acorde con su manera de ser disciplinada.

María Victoria Broto ahora, con trabajo en seguir dando contenido a los distintos departamentos de su Consejería, y superar las posibles carencias de algunos con Cultura, Deporte y Educación, en este último con la aplicación de las reformas realizadas e intentar bajar el fracaso escolar, tarea de todos, alumnos, padres y esa parte del profesorado implicado e ilusionado. Broto, bienvenida a tu escuela “Aragón”, y la próxima cita en tu ambiente, con la inauguración de las reformas realizadas al Colegio Público de Panticosa.

Comentarios