Alcalde: “El Partido Socialista de Zapatero y de Iglesias ha despreciado a los aragoneses y a sus Instituciones”

El presidente del Partido Popular de Aragón, Gustavo Alcalde, ha lamentado la decisión que ha adoptado el Consejo de Ministros de efectuar un trasvase del Ebro a la ciudad de Barcelona, “sin haber consultado siquiera –advirtió- con ninguna de las Comunidades Autónomas que forman parte de la cuenca del Ebro, y sin la más leve oposición de Marcelino Iglesias, que parece observar desde lejos cómo su propio Partido le sitúa al borde de la dimisión”.

 

Alcalde recordó que este trasvase recién aprobado se hace “sin estar resueltas las obras hidráulicas contempladas en el Pacto del Agua, lo que hipoteca directamente las posibilidades de uso presentes y futuras de todos los ciudadanos aragoneses”.

 

DONDE DIJE DIGO

Para el líder de los Populares es incomprensible la actitud de Rodríguez Zapatero, pues no ha tardado ni un mes desde su llegada al Gobierno en romper su palabra y en poner en riesgo el suministro de agua para una inmensa mayoría de poblaciones aragoneses. “No debemos olvidar –destacó- que la propia ciudad de Zaragoza y 62 núcleos de su entorno deberían tener asegurado su abastecimiento con el embalse de Yesa, cosa que no es posible por la paralización a la que el Partido Socialista ha sometido la obra”. “Del mismo modo –continuó- y en numerosas ocasiones, muchas poblaciones aragonesas tienen que ser abastecidas con cisternas porque carecen de agua corriente, y éste no ha sido nunca un problema de urgente solución para el señor Zapatero”.

 

Alcalde comprende las necesidades de agua que tiene Barcelona, pero recuerda que los únicos responsables de la situación que vive la ciudad son el tripartito catalán y el Gobierno de Zapatero, pues “en su momento negaron un PHN que contemplaba esta opción y lo que es peor, en 2007, cuando ya eran conscientes del problema, prefirieron ocultarlo para no estropear una estrategia electoral que estaba basada en el antitrasvasismo”, manifestó.

 

A LA ESPERA DE UNA REACCIÓN DE IGLESIAS

Desde el Partido Popular defendemos, “antes y ahora”, que lo primero deberían ser las obras que precisa Aragón y el resto de las Comunidades Autónomas de la cuenca para garantizar su propio suministro y sus posibilidades de desarrollo, “y sólo entonces, asegurada también la sostenibilidad medioambiental y en el caso de que haya sobrantes, debemos de plantear su aprovechamiento por otras Comunidades Autónomas”.

 

“Hoy por hoy –finalizó- el hecho de vivir en las cercanías del Ebro no garantiza tener agua para uso de boca, y éste es un hecho que debería hacer reaccionar al señor Iglesias. La DGA debería plantear las acciones jurídicas oportunas, además de otras medidas de carácter político y social como oposición a este trasvase, en coherencia con lo que han venido afirmando y prometiendo durante los últimos años ”. “En cambio –añadió- Marcelino es una vez más una marioneta, un pelele cuyos hilos manejan unas veces desde Madrid, y las mas desde Cataluña. Sólo por vergüenza debería dimitir”

 

Comentarios