Misa para celebrar San Jorge en la ermita, el día 23

La Diócesis de Huesca, un año más, participará en la celebración de la festividad de San Jorge, Patrón de Aragón. Los oscenses, como es tradicional, peregrinarán este 23 de abril, a la ermita erigida en lo alto del cerro de San Jorge, durante toda la jornada. Y también este año, se celebrará la Santa Misa, a las 10 de la mañana, en la que participarán los cabildos catedral y municipal.

San Jorge es un santo muy vinculado a Huesca. La tradición asegura la aparición del santo en la Batalla de Alcoraz, en 1096.

La diócesis de Huesca explica así, la historia y la leyenda de San Jorge.

SAN JORGE

El nombre de Jorge viene del griego y significa “agricultor, que trabaja en la tierra”. A pesar de la popularidad de San Jorge se conocen muy pocos datos de él, y casi todas sus noticias se basan en leyendas y tradiciones que han pasado de boca en boca a lo largo de los siglos. Todos los historiadores yescritores de libros santos suelen coincidir en que fue un soldado romano, nacido en el siglo III en Capadocia (Turquía), y que falleció a principios del IV, probablemente en la ciudad de Lydda, la actual Lod de Israel.

Después de unos años en el ejército romano, San Jorge se da cuenta de que su verdadero ejército es el de Jesucristo, reparte sus bienes entre los pobres, renuncia a su carrera militar y se enfrenta a las autoridades romanas. Sufrió el martirio en la actual ciudad de Lod (Israel) a principios del año 300, en tiempo de los emperadores Diocleciano y Maximiliano.

LA LEYENDA DEL DRAGÓN

La leyenda más difundida de San Jorge en sin duda la del dragón, en la cual se nos presenta a nuestro santo como un soldado o caballero que lucha contra un dragón, que vivía en un lago y que tenía atemorizada a toda una población situada en Libia. Dicho animal exigía dos corderos diarios para alimentarse a fin de no aproximarse a la ciudad, ya que desprendía un hedor muy fuerte y contaminaba todo lo que estaba vivo. Al final ocurrió que los ganaderos se quedaron casi sin ovejas y decidieron que se le entregara cada día una persona viva, que sería escogida bajo un sorteo. Un buen día, le tocó la "suerte" a la hija del rey, pero cuando el monstruo iba a comérsela San Jorge la salvó. El dragón simboliza el mal de nuestro mundo: pobreza, insolidaridad, hipocresía... y todos estamos llamados a ser como San Jorge, trabajando para salvar a aquellas personas que tanto sufren en nuestra sociedad.

SAN JORGE Y HUESCA

La batalla de Alcoraz tuvo lugar en el año 1096 en las cercanías de Huesca. El ejército aragonés, dirigido por el rey Sancho Ramírez, asediaba la ciudad desde el campamento establecido en el cerro de San Jorge. El combate se recrudece cuando llegan las tropas musulmanas desde Zaragoza y en él pierde la vida el rey Sancho Ramírez. La tradición asegura la aparición de San Jorge en la batalla, que con su intercesión fue ganada por los cristianos. Huesca se rindió a continuación al rey Pedro I, pasando a formar parte del reino de Aragón.

Los oscenses han demostrado una gran devoción a San Jorge, peregrinando todos los años el día 23 de abril a la ermita erigida en lo alto del cerro, que lleva su nombre. También este año se celebrará la Santa Misa en este lugar a las 10 h., en la que participarán los cabildos catedral y municipal.

Comentarios