La SD Huesca disputa un amistoso en Grañén

El equipo azulgrana juega este miércoles un amistoso en la localidad de Grañén en agradecimiento al apoyo que la localidad y brinda al club cuando se ha pedido la instalación de su campo de fútbol para los entrenamientos del primer equipo. Es algo que se viene repitiendo con otras poblaciones como San Jorge o Tardienta de allí que el Huesca quiera hacer provincia devolviendo el favor acudiendo con su equipo para jugar partidos como el de este miércoles que además sirve de entrenamiento para los de Onésimo.

En la vuelta al trabajo no ha estado Ripa, que está enfermo con un proceso febril, y Eduardo tiene molestias en la rodilla y entrenaba en el gimnasio. Esta semana el portero titular no estará por lo que su lugar lo ocupará Jorge Larrosa y en el banquillo estará Adrián Mallén. Sorribas también se perderá el encuentro ante el Logroñés del domingo que viene a las 18 horas por sanción.

Además del resto de jugadores en Grañén también habrá algunos canteranos que están tomando contacto con la primera plantilla y a los que Onésimo quiere ver de cerca. Será un buen partido de entrenamiento que irá bien para los que salen de lesiones y que así pueden tener minutos.

De cara al encuentro del domingo se espera un gran ambiente en el Alcoraz y como sucedió hace dos semanas se repartirán 500 entradas en algunos centros escolares de la ciudad y la Comarca de la Hoya como Juan XXIII, Pío XII, Sancho Ramírez, Alcoraz, Ramón y Cajal de Ayerbe, Virgen de la Soledad de Bolea y San Ginés de Lupiñén. Esta iniciativa se realiza en colaboración con Carpintería Castellar y la cantidad recaudada se destina al fútbol base de la entidad a través de la Fundación Alcoraz.

Comentarios