IU exige a Marcelino Iglesias que deje de justificar el trasvase de agua a Barcelona

Izquierda Unida de Aragón exige al presidente de Aragón que defienda, con contundencia y decisión, los intereses de Aragón, que cumpla el Estatuto de Autonomía, que tanto costó conseguir y que deje de plegarse ante Madrid justificando el trasvase de agua del Ebro a Barcelona. El Coordinador General de I.U.Aragón, Adolfo Barrena, sale así al paso de las afirmaciones de Iglesias de que no es un trasvase porque así lo expresa el informe de la Abogacía del Estado que da soporte jurídico al Decreto aprobado por el Consejo de Ministros que autoriza la prolongación del trasvase a Tarragona hasta Barcelona.

Barrena afirma que es inaudito que Iglesias dé por bueno el informe de los abogados del Estado que son quienes trabajan para el Gobierno de Rodríguez Zapatero y renuncie a exigir lo que se recoge en el Estatuto de Autonomía de Aragón. Añade que nunca, hasta ahora, había visto que un Presidente Autonómico acate sumisamente lo que dice el Gobierno Central en vez de reivindicar el cumplimiento del Estatuto y denunciar el engaño que supone negar la evidencia de que es un trasvase lo que se aprueba con el Decreto firmado por el Gobierno.

Adolfo Barrena le recomienda a Iglesias que se “plante” ante Madrid, recurra ante las instancias pertinentes el Decreto que permite al trasvase y que cumpla sus reiteradas promesas públicas de oposición frontal a cualquier trasvase.

Por otra parte Izquierda Unida de Aragón denuncia la falta de rigor con la que está elaborado el informe de la Abogacía del Estado. La formación de izquierdas dice que el informe cita continuamente que se habla del trasvase a Tarragona, que se autoriza a prolongar hasta Barcelona para luego negar que es una “trasferencia de caudales” con lo que concluye que “prolongar un trasvase (el de Tarragona), no es trasvase. Lo más lamentable, dice Barrena, es que niegan que afecte a nuestro estatuto alegando que los nuevos caudales que se autorizan a llevar a Barcelona no afectan al territorio aragonés y recurriendo a la interpretación partidista de que no hay “aumento” en la detracción de caudales del Ebro.

Comentarios