260 personas asisten a la cena degustación de las I Jornadas Gastronómicas "Antonio Beltrán"

260 personas asistieron en la noche de este sábado a la cena de clausura de las Primeras Jornadas Gastronómicas “Antonio Beltrán” que tuvieron lugar en el Salón Luz de Flumen de Sariñena y en cuya elaboración participaron los restaurantes que desde el pasado 28 de marzo han protagonizado la I Muestra Gastronómica para profesionales de Los Monegros que, junto al I Concurso de Cocina para aficionados componen el contenido de las Jornadas Gastronómicas que llevan el nombre de uno de los hijos más ilustres de Los Monegros, de cuyo fallecimiento se cumplirán dos años el próximo 29 de abril.

Entre los asistentes se encontraban la consejera de Educación, Cultura y Deporte, María Victoria Broto, el presidente de la Comarca de Los Monegros, Manuel Conte, la alcaldesa de Sariñena y presidenta del CEDER Monegros, Lorena Canales, el gerente de Turismo Aragón, Antonio Llano, el consejero comarcal de Turismo, Alfonso Salillas, así como los tres hijos de Antonio Beltrán, y numerosas autoridades.

Broto, le recordó como “un hombre elegante, arqueólogo, numismático, etnográfico, Cronista de la ciudad de Zaragoza, que unía el gran rigor académico con la gran facilidad para la comunicación. Hombre muy querido por sus alumnos. Es un personaje que recordándolo hoy decimos también cuales son los valores de esta comarca. Hoy leía que Antonio Beltrán había dedicado 90 años en amar y querer Aragón, estaría hoy encantado de vernos hoy aquí celebrando en su tierra, en Los Monegros, estas jornadas gastronómicas que se han organizado en su honor”.

Por su parte, Conte destacó la importancia del desarrollo turístico que está experimentando la comarca, de la que un cuarto de su territorio (68.000 hectáreas) está ya protegido. En este sentido, el presidente recordó la importancia de contar con un Parque Nacional en Los Monegros, pero dijo que “para que esto sea una realidad debe haber un consenso que ahora no existe en nuestro territorio, comprendemos las reticencias que todavía hoy existen, pero creo que es conveniente seguir dialogando en torno a ello”.

Tras una alocución del presidente de la Academia de Gastronomía, Ángel de Uña, en memoria de D. Antonio Beltrán, el presidente comarcal hizo entrega de una escultura del artista Pedro Anía, a los hijos del recordado catedrático, Miguel, Francisco y Antonio. La obra es una creación exclusiva realizada en bronce y mármol titulada “La huella de las tres culturas” y compuesta por un grano de trigo cuya silueta está tallada en una cinta de Möbius, que indica la perdurabilidad en el tiempo del arte culinario, sobre la cual aparece una rama de olivo. Miguel Beltrán agradeció en nombre de la familia la iniciativa, “emocionante, que se quedará en el fondo de nuestro corazón el haber tenido la bondad de dar el nombre de Antonio Beltrán a estas jornadas gastronómicas, lo que sirve para comprobar como el trabajo dilatado de nuestro padre durante toda una vida no ha quedado en vano, sino que ha sido un buen sembrador y hoy estamos asistiendo a una cosecha extraordinaria”.

Comentarios