La "Casa Polo" y la "Casa de las Lástimas", declaradas Bien Catalogado

El Boletín Oficial de Aragón, con fecha de 21 de abril, publica sendas órdenes del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, por las que se declaran las denominadas "Casa Polo" y "Casa de las Lástimas", Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés, después de que no se presentaran alegaciones al periodo de información pública, ni los interesados se manifestasen en contra de estas declaraciones. Estos dos inmuebles serán incluidos en el Catálogo del Patrimonio Cultural Aragonés.

"Casa Polo", ubicada en la plaza del Justicia nº 1 de Huesca, construida entre 1931 y 1933 es el mejor ejemplo de la arquitectura racionalista de Huesca. Encargado el proyecto a José Luis de León, las obras fueron dirigidas por José Beltrán Navarro. Se ubica en un amplio solar del barrio de Santo Domingo, ocupando la esquina de la calle Lanuza con la plaza del Justicia, y presenta un volumen compacto de formas cúbicas y desornamentadas. Su imagen racionalista y exenta de concesiones contrasta con el resto de edificios de la plaza. Se desarrolla en una amplia planta baja, dos plantas alzadas de menor tamaño y un pequeño volumen en la azotea. En el exterior, las fachadas presentaban originariamente un tratamiento enfoscado y pintado en tono verdoso intenso, hoy descolorido, que acentuaría más si cabe la rotundidad del volumen. En los alzados, la composición de huecos y los detalles de cerrajería poseen una coherencia interna infrecuente en los edificios racionalistas más aparentes. En lo que se refiere a los interiores, éstos son de gran sencillez y sobriedad, sin elementos decorativos superfluos, acordes con la más ortodoxa estética racionalista. Destaca el interior del portal, la caja de escaleras y, entre las viviendas, destaca el piso principal por no haber sufrido apenas reformas. El interior presenta interesantes secuencias espaciales en el conjunto formado por vestíbulo, salón y salas anejas. Además de la estética renovada, incorpora en su construcción nuevas tecnologías contemporáneas, como la utilización del hormigón armado en la estructura, la cubierta plana y la cerrajería "estilo barco" de perfiles metálicos de origen industrial.

En resumen, la Casa Polo destaca por su arquitectura progresista acorde con la vanguardia arquitectónica del momento y se encuadra plenamente en el racionalismo. Es una de las obras más claramente racionalistas, en su línea ortodoxa, realizadas en este tiempo en España.

Por su parte, la "Casa San Agustín" o de "Las Lástimas", se encuentra ubicada en la calle Las Cortes nº 17 de Huesca. Es obra del arquitecto José Beltrán Navarro y fue construida en 1933. Se sitúa en un angosto solar en esquina, entre las calles Cortes y Ricafort, y constituye uno de los escasos ejemplos de arquitectura racionalista en la trama consolidada de Huesca. El volumen equilibrado del edificio utiliza el chaflán como eje principal de simetría y se desarrolla en tres plantas sobre la baja, rematadas por un cuerpo superior en el chaflán a odo de torreón. En los laterales, sendos cuerpos volados de miradores se prolongan a lo largo de las fachadas de ambas calles. El tratamiento enfoscado pintado en color rosa-siena de las fachadas apoya el efecto de rotundidad del volumen. Además de la estética renovada, incorpora en su construcción nuevas tecnologías contemporáneas, como la utilización del hormigón armado en la estructura, la cubierta plana y la cerrajería "estilo barco", de perfiles metálicos de origen industrial.

Según el decreto publicado, la Casa San Agustín destaca por su arquitectura progresista acorde con la vanguardia arquitectónica del momento y se encuadra plenamente en el racionalismo. Es un ejemplo de gran nivel y calidad plástica, que aprovecha la disposición del chaflán para componer un edificio de volúmenes rotundos, cuyo cromatismo contrasta con el entorno construido.

Comentarios