La DGA licitará antes del 1 de mayo la rehabilitación del Puente Viejo de Monzón

El pleno de Monzón en sesión extraordinaria y urgente ha aprobado el proyecto de restauración del Puente Viejo por lo que la Dirección General de Vivienda podrá sacar a licitación el mismo por un montante de 1.317.000 de euros , según ha explicado el alcalde de la ciudad Fernando Heras, quien ha señalado que las obras comenzarían en el verano.

El PP ha votado en contra de la urgencia, ya que el pleno se había convocado antes que se hubiera celebrado la comisión de Urbanismo donde se ha informado el mismo. En la votación del proyecto, uno ha votado en contra ( Nicolás Fortuño) ya que consideran que puede haber algún incumplimiento que haría que el acuerdo fuera nulo de pleno derecho poniendo como ejemplo una alegación que se hubiera presentado en otro registro por ejemplo Correos y el resto se ha abstenido, por lo que PSOE, IU y PAR han votado de manera favorable.( no estaba presente el representante de CHA).

El alcalde de la ciudad ha justificado la urgencia en base a que la licitación hay que hacerla antes del día 1 de mayo, ya que en esa fecha entra en vigor los nuevos contratos del estado por lo que sólo de esta manera se cumplía con las fechas, además ha vuelto a reiterar sus disculpas a los ciudadanos de cómo se había gestionado este asunto en los últimos dos años. Por último, añadía que se mostraba convencido de la legalidad de los acuerdos adoptados en la sesión de este lunes.

El portavoz del PAR, Javier Vilarrubí, solicitaba que se mejorará la seguridad del paso por el puente por encima de una chapa, ya que se producían incidentes entre los vecinos que lo cruzaban por problemas de resbalarse. El alcalde tomaba nota.

El proyecto de rehabilitación está redactado por los arquitectos José Miguel Ferrando y David Ardanuy y según se afirmaba en la presentación busca recuperar todo el esplendor. El actual puente data del siglo XVIII de 1768 y el objetivo es recuperar con los materiales que se usaban en la época, por lo que los arquitectos se han documentado con CEHIMO para ser lo más fieles posible. La actuación se lleva a cabo por el desgaste lógico de 240 años de funcionamiento. En el proyecto se pretende recuperar la conexión del puente con el cauce, siguiendo las explicaciones dadas por el experto en puentes Fernández Ordóñez, explicaba el arquitecto, José Miguel Ferrando el día de la presentación del mismo.

El puente no sufrirá modificaciones siendo el ladrillo aragonés el utilizado. Una línea de luz recorrerá el bajo de los petriles. Para actuar en la estructura se empleará hormigón.

El objetivo es que el Puente Viejo cuándo esté rehabilitado mantenga la apariencia de tener los 240 años, que tiene. El paso por el puente se realizará con ladrillo y quedará como una alfombra. Sobre el cauce de un solo ojo se abren unas plataformas para que cuándo baje más agua, atraviese los tres ojos.

Comentarios