Lorenzo Martín- Retortillo recibe la Medalla de Oro de las Cortes de Aragón

El oscense Lorenzo Martín- Retortillo ha recibido en el Palacio de la Aljafería, en Zaragoza, una las máximas distinciones que se entrega en la comunidad autónoma como es la Medalla de Oro de las Cortes Aragonesas. En su discurso Martín-Retortillo se mostraba muy contento y orgulloso de esta distinción y en ella ha comenzado haciendo referencia a la ciudad que lo vio nacer, Huesca.

Audio sin título

Las Cortes de Aragón, en este año en que cumplen un cuarto de siglo, reconocen y agradecen las aportaciones fundamentales de este oscense a la construcción de la autonomía aragonesa, a la elaboración de la Carta Magna como miembro de la Comisión Constitucional del Senado y a la investigación sobre el reconocimiento de los derechos humanos en la Unión Europea algo de lo que Martín – Retortillo se muestra muy orgulloso

Además, la Mesa y la Junta de Portavoces de las Cortes destacaba el "compromiso social" que Martín-Retortillo "ha acreditado desde distintas facetas, a lo largo de toda su trayectoria, en defensa de los derechos humanos, la libertad y los principios y valores básicos que deben regir la convivencia pacífica entre los ciudadanos y los pueblos.

Las Cortes quieren destacar asimismo la vocación de servicio público del profesor Martín-Retortillo, su inquietud humanística y cultural y su permanente disposición a colaborar con este Parlamento en la divulgación de saberes, el contraste de pareceres y la apuesta siempre por el diálogo”.

Doctor Honoris Causa de las universidades de Zaragoza y Bolonia y miembro de la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia, Lorenzo Martín-Retortillo ha desarrollado una brillante y fructífera labor docente e investigadora, cuenta con innumerables publicaciones y sus estudios sobre la elaboración de la Carta Magna, la defensa de la libertad religiosa, la protección del medio ambiente o la tutela de los derechos fundamentales se han convertido en referencias imprescindibles de la doctrina jurídica.

La Medalla de las Cortes de Aragón se creó mediante Acuerdo de la Mesa de las Cortes de Aragón de 17 de febrero de 1986. Su objeto es reconocer y prestigiar la labor de personas físicas o jurídicas, o de organizaciones, centros o colectivos de pública y reconocida identidad social, en la defensa de los valores e identidad aragoneses.

LORENZO MARTÍN-RETORTILLO BAQUER

Huesca, 1936.

Catedrático Emérito de Derecho Administrativo y ex Director del Departamento de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid. Fue también Director del Instituto de Derechos Humanos de la citada Universidad. Continúa dando cursos de Licenciatura y de Doctorado.

Antes de serlo en la Complutense ha sido profesor en las Universidades de Valladolid, de Salamanca y de Zaragoza.

Precisamente en esta ciudad fue elegido senador en la legislatura constituyente, formando parte de la “Candidatura Aragonesa de Unidad Democrática”, participando activamente en la elaboración de la Constitución. Ha dejado testimonio de ese periodo en su libro “Materiales para una Constitución. Los trabajos de un profesor en la Comisión constitucional del Senado”.

Presidente de la Asociación Española de Profesores de Derecho Administrativo.

Forma parte del Colegio Libre de Eméritos.

Miembro de número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación.

Doctor honoris causa de las Universidades de Zaragoza (España) y Bolonia (Italia).

Su amplia bibliografía se ha ocupado de los más variados aspectos del Derecho Administrativo y del Derecho Público en general.

Ha tratado en varios trabajos el tema de los Colegios Profesionales, así al dirigir el libro “Los Colegios Profesionales a la luz de la Constitución”, donde aborda especialmente el aspecto deontológico. Así mismo, en su colaboración al volumen colectivo “Comentarios al Estatuto General de la Abogacía”, Civitas 2003 (Algunas reflexiones sobre los Colegios tras el Estatuto General de la Abogacía).

Especialista en la materia de derechos humanos, sobre ello versan algunos de sus más recientes libros: “La Europa de los Derechos Humanos” (Centro de Estudios Constitucionales, 1998); “Vías concurrentes para la protección de los derechos humanos (Perspectivas españolas y europeas)”, Editorial Cívitas (es la lección pronunciada hace unos meses en la Universidad de Bolonia al recibir el nombramiento de Doctor Honoris Causa).

Sobre derecho comunitario europeo, se puede citar su libro “La interconexión de los ordenamientos jurídicos y el sistema de fuentes del Derecho (Civitas 2004), así como su participación en el Seminario “La encrucijada constitucional de la Unión Europea” (Civitas 2002), titulada “Notas sobre la Carta Europea de Derechos Fundamentales”.

Pionero en los estudios del Derecho ambiental –desde un viejo trabajo en que propugnaba “la protección del paisaje”, ha dedicado también muchas páginas al medio ambiente sonoro o, dicho de otra manera, al ruido. Un reciente trabajo monográfico lleva por título, “El ruido: reciente respuesta legal y jurisprudencial” (“Foro”, revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense).

Últimamente se está ocupando en especial del tema de la libertad religiosa. Así, la lección de apertura de curso del curso académico 2006-2007 en la Universidad Complutense corrió a su cargo y ha dado lugar al que es su último libro: “La afirmación de la libertad religiosa en Europa: de guerras de religión a meras cuestiones administrativas (Un estudio de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de derechos Humanos), aparecido también en Editorial Civitas, Madrid 2007.

Está a punto de aparecer, editado por el Justicia de Aragón su libro, estudio de jurisprudencia europea pero tocando un problema muy vivo en España, “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

Miembro del “consejo de redacción” de diversas revistas, entre ellas la “Revista Aragonesa de Administración Pública”, en la que colabora asiduamente, en el último trabajo allí publicado insistía en uno de sus viejos temas, con título de sobras expresivo:”Construyamos la ciudad entre todos”.

Es llamado frecuentemente a dictar conferencias y cursos, en centros españoles pero también del resto de Europa y en América.

Comentarios