A la SD Huesca le empiezan a fallar las cuentas

Todo el mundo sabía que no iba a ser fácil, pero las seis jornadas sin ganar con 4 puntos de 18 posibles han llevado a los azulgranas a una situación inesperada y que ha creado un ambiente de incertidumbre al que el equipo no está acostumbrado tras lo que estaba siendo una gran temporada. A falta de tres jornadas el Huesca tiene tres puntos, más el golaverage, con el Real Unión que es quinto y sigue teniendo todo a su favor, aunque habrá que apretar los dientes especialmente el domingo que viene en casa con el Guadalajara.

El Huesca no es el mismo y está más espeso en su juego. Los jugadores están cansados y físicamente muy tocados en algunos casos. Además la puntería está fallando. Durante todo el año se había evidenciado una clara falta de gol fuera de casa especialmente, pero ahora se ha trasladado también a los encuentros del Alcoraz. Para colmo de males los arbitrajes no están siendo justos con la SD Huesca que ha visto como decisiones claves les han impedido ganar, por ejemplo en los dos últimos partidos con el Guijuelo y CD Logroñés.

La ansiedad está empezando a pasar factura y como decía Onésimo el equipo tiene que aprender a jugar así: “El fútbol es esto. Es un deporte de muchos momentos decisivos y de muy pequeños detalles y aquí el que consigue objetivos no es el que más aciertos tiene, es el que menos errores comente y hay que tenerlo claro. A nosotros quizás nos falta cierta claridad que entrenando la tenemos y luego en los partidos no sale por la tensión del momento las ganas”.

Sobre la situación y la ventaja que se ha desperdiciado, Onésimo indicaba que “lógicamente entiendo que haya gente que se pueda poner nerviosa porque el equipo lleva seis jornadas sin ganar y yo asumo toda la responsabilidad, pero yo creo que la actitud y los chicos demuestras nos lleva al optimismo y a que hay que seguir confiando en ellos”.

Sube la tensión conforme se acerca el final y ahora mismo el Huesca es posiblemente el equipo que llega en peor momento, de los siete primeros, a este sprint final. Todo volverá a la normalidad con una victoria ante el Guadalajara que llega con la moral a tope y apurando sus opciones de meterse entre los cuatro primeros.

De todas formas el Huesca tendrá que estar muy pendiente de los equipos vascos. Hay enfrentamientos directos que pueden ser claves y todavía queda mucha tela que cortar. Este martes la junta directiva celebrará su reunión mensual en la que se estudiarán iniciativas para tener un gran ambiente el domingo y además se analizará la planificación del tramo final de temporada y el estado actual del club.

Comentarios