Ercros celebra Junta General de Accionistas el día 5 de junio en Barcelona

El presidente y consejero delegado de Ercros, Antoni Zabalza, en la carta dirigida a los accionistas que acudirán a la Junta General de Accionistas del día 6 de junio de 2008 informa que el hito más importante en el 2007 ha sido la elaboración y puesta en marcha del Plan de Mejora de la Eficiencia cuyos efectos , principalmente sobre la productividad y los costes de la compañía, se manifestarán de manera paulatina a lo largo del período de 2007-2010. Cabe recordar que la aplicación del Plan ha afectado a la fábrica ubicada en Monzón que ha quedado reducida al laboratorio y a una línea de compuestos de PVC, un total de 32 trabajadores de 125. El resto están en fase de prejubilación, traslados o bajas incentivadas.

Este Plan, según Zabalza, era un paso necesario una vez culminado el proceso de integración del grupo Aragonesas y Derivados Forestales ( en el primero estaban las fábricas de Monzón y Sabiñanigo). Las ventas de Ercros en el 2007 ascendieron a 845 millones de euros.

El Plan contiene 16 actuaciones concretas , entre las que destaca el cierre total o parcial de cinco fábricas( entre ellas la de Monzón), el cese de fabricación de varias gamas de productos y un conjunto de medidas para reducir el consumo de materias primas y energías. Ello supondrá la reducción de 300 puestos de trabajo con una reducción en costes de la empresa de unos 30 millones de euros anuales.

A pesar de llevar a cabo el Plan, Zabalza no descarta nuevas adquisiciones si aparecen oportunidades atractivas y coherentes. Tras la ampliación de capital para afrontar los costes del Plan éste ha quedado integrado por 1.006 millones de acciones con un importe de 362 millones de euros. Reduciendo a la mitad el endeudamiento de la compañía que ha pasado de 260 millones a 130 millones de euros.

Asimismo, destaca el acuerdo alcanzado con los agentes sociales en el enero de 2008 sobre el expediente de regulación de empleo, que facilita la reducción de puestos de trabajo. Con el cese de la fábrica de Sant Celoni y posterior venta de los terrenos se obtuvieron 42 millones de euros. Para el 2008 se van a destinar 46 millones de euros para llevar a cabo las principales medidas contempladas en el Plan de Mejora de la Eficiencia.

Si del balance de cuentas se excluye el impacto del Plan el resultado habría sido 16 millones de euros positivos, mientras que incluyéndolo el resultado es de - 33 millones de euros de saldo negativo.

Comentarios