La Marcha Cicloturista Puertos de la Ribagorza será objeto de un proyecto de investigación

Un grupo de investigación, liderado por el Doctor Joan Antoni Prat del Instituto Nacional de Ecuación Física de Cataluña, (INEFC) centro de Lérida, va a acometer durante esta edición de la Marcha Cicloturista Puertos de la Ribagorza PR200 un proyecto de investigación en el que se va a constatar que este tipo de pruebas cicloturistas son pruebas eminentemente aeróbicas y en la que calcular la intensidad del ejercicio y la cantidad de movimiento por medio de cardiotacómetros y acelerómetros, así como su consumo calórico, son sus principales objetivos.

La realización de actividad física en entorno natural y sobre todo la práctica del cicloturismo toma cada vez más auge en la sociedad actual, poniéndose de manifiesto en pruebas como la marcha cicloturista “Puertos de la Ribagorza, Pirineos 200” que en sus diferentes ediciones ha ido aumentando el índice de participación. Dado el creciente interés que ha despertado en los participantes de dichos eventos, representa una inmejorable oportunidad para el estudio de la evolución de diversos parámetros fisiológicos y de condición física en relación al esfuerzo desarrollado en este tipo de pruebas, en la que cada vez hay más adictos. En una prueba de estas características se combinan fuerza, habilidad y resistencia, y el estudio planteado permitirá obtener información fiel y objetiva de la exigencia física que les supone a los participantes, la realización de la misma.

Estas marchas cicloturistas, demandan una alta preparación física y mental, requiriendo principalmente de un constante consumo de oxígeno, así como, según las ocasiones, de la necesidad de una explosión física en un momento dado. Es por lo tanto una prueba fundamentalmente aeróbica, que presenta puntualmente situaciones de demanda anaeróbica.

Por ser un deporte de resistencia, el consumo de oxígeno máximo (VO2 máx.) y especialmente el umbral anaeróbico (UA) son factores determinantes en el rendimiento deportivo. La evaluación de la aptitud física y las diferentes intensidades de entrenamiento por medio de distintos test se ha convertido en aspecto básico del entrenamiento moderno.

Se ha considerado tradicionalmente que la capacidad de mejorar una marca deportiva individual está principalmente determinada por las características del sistema de transporte del oxígeno a través de la ventilación y la circulación (factor central), así como por la capacidad del tejido muscular para utilizar el oxígeno administrado (factor periférico).

Uno de los test más utilizados en fisiología del ejercicio para determinar la aptitud física y las intensidades de entrenamiento en los deportistas es la determinación de las relaciones entre el lactato sanguíneo, la frecuencia cardiaca y el trabajo externo realizado durante un ejercicio de estadios progresivos hasta el agotamiento.

Se han seleccionado un total de 15 participantes a los cuales como prueba previa para determinar el nivel de partida se les está aplicando un test de esfuerzo progresivo máximo, mediante Cicloergómetro, en el que se valoraran índices de espirometría, así como también se determinarán los niveles de lactato en función de los escalones progresivos de la prueba de esfuerzo. A su vez se tendrán en cuenta parámetros fisiológicos tales como talla, peso, frecuencia cardíaca y tensión arterial, VE, VCO2 y Cociente respiratorio.

A estos mismos participantes, el día de la prueba se les colocará un cardiotacómetro y un acelerómetro triaxial, que registrarán valores de Frecuencia cardíaca y cantidad de movimiento.

OBJETIVOS

Concretamente, y como parte principal del estudio, se propone llevar a cabo un análisis descriptivo de parámetros fisiológicos (FC, VO2 máx., gasto calórico) considerando los siguientes objetivos:

Demostrar que la prueba cicloturista es una prueba eminentemente aeróbica.

Calcular la intensidad del ejercicio y la cantidad de movimiento por medio de cardiotacómetros y acelerómetros, así como su consumo calórico.

Para llevar a cabo la recogida de datos se utilizaran cardiotacómetros para la medición de la intensidad relativa del esfuerzo realizado y la versión unida de cardiotacómetro y acelerómetro triaxial “Actiheart”.

Finalmente destacar que este proyecto surge de la voluntad de complementar la oferta de servicios de la marcha cicloturista “Puertos de la Ribagorza, Pirineos 200” con un estudio científico, que proporcione así a la prueba un aumento en la calidad del servicio y a sus participantes una mayor satisfacción por el conjunto de la información ofrecida.

Comentarios