El Museo Ibercaja Camón Aznar, un referente obligado de la obra de Goya

Camo Azanar

El Museo Ibercaja Camón Aznar ha abierto de nuevo sus puertas y lo ha hecho con la vocación de ser un nuevo referente de la oferta cultural de Zaragoza y Aragón ante la próxima celebración de la Exposición Zaragoza 2008. Esta es una de las tres nuevas ofertas que la entidad de ahorro pone en marcha en la capital del Ebro con motivo de la Muestra Universal, convirtiendo con ello al Camón Aznar en cita obligada para conocer la obra de Goya.

Tras un intenso año de obras, el museo afronta esta nueva etapa con la exposición de 333 piezas y 244 grabados de Goya, distribuidas a lo largo de tres plantas. Las piezas reflejan el arte del tránsito del siglo XV al XVI hasta la década de los años setenta del siglo XX, con un nudo que les confiere el sello de distinción: la colección completa de grabados de Francisco de Goya que, por primera, vez se expone íntegramente en un museo. Tan solo faltarían unos pocos grabados, entre siete y ocho, pero que no pertenecen a ninguna colección para que en el Camón Aznar se pudiera disfrutar de todos los grabados que en su vida hizo Francisco de Goya. La entidad de ahorro se plantea incluso poder adquirir estos grabados para completar la extensa colección de Goya que posee Ibercaja, ha explicado a Radio Huesca Digital el Director General Adjunto de la Obra Social y Cultural de Ibercaja, Francisco Galdámez.

Además, ante la celebración de la Expo, Ibercaja ha trasladado la colección de goyas que habitualmente se muestra en el Patio de la Infanta y otras piezas procedentes de sus fondos artísticos –de Bayeu, Mengs y Maella, entre otros-, con el fin de potenciar el atractivo del museo ante los aragoneses y los visitantes que en los próximos meses viajen a Zaragoza. Con estas obras se ha enriquecido notablemente los fondos propios del Museo, procedentes del preciado legado del académico aragonés José Camón Aznar.

La colección de grabados del maestro Goya ocupa la planta intermedia del antiguo palacio renacentista, con una introducción en la sala noble, “Salón Dorado”, referido al propio genio aragonés. El resto del museo se articula, en la primera planta, con la pintura y escultura de los siglos XVI al XVIII -los precedentes de Goya-, en la tercera, con las de los siglos XIX y XX -los consecuentes de Goya-.

La reapertura del nuevo espacio ha sido presentada por el Presidente de Ibercaja, Amado Franco, y el Director General de Ibercaja, José Luis Aguirre, a quienes han acompañado el Director General Adjunto Financiero y de la Obra Social, Fernando Galdámez, la Directora del Museo, Mª Carmen Montañés, así como el responsable de la dirección museográfica, el prestigioso especialista Antonio Meléndez.

En la presentación del renovado museo, tanto el presidente como el director general se han congratulado de poder ofrecer a aragoneses y visitantes este espacio cultural. “Emprendimos la reforma –ha dicho Amado Franco Lahoz- con el propósito de contribuir a mejorar la oferta cultural de Zaragoza. El museo, tras 30 años de eficaz labor gracias al legado de don José Camón Aznar, necesitaba una nueva puesta en escena. Como bien saben ustedes, Ibercaja se volcó desde el primer momento para que la Expo sea un éxito, así que esta era una ocasión de oro para reformar el Museo y ofrecer sus fondos en las mejores condiciones posibles, y ser después uno de los referentes culturales de Zaragoza. Además, en pocos días, se inaugurará aquí una gran exposición, “Del Ebro a Iberia”, un complemento excepcional a la colección. Como lo serán también las exposiciones “Encrucijadas”, en La Lonja, y “Del futuro al pasado”, en la sede central”.

Por su parte, el director general ha explicado que este museo es una muestra más de la vocación de la Obra Social y Cultural de Ibercaja de contribuir a mejorar la sociedad en la que actúa. “Gracias al esfuerzo de mucha gente, esta obra, que se inició hace un año, se ha concluido en un tiempo récord. Para Ibercaja, el Camón Aznar es un referente de su Obra Social y Cultural. Aquí, en los últimos treinta años, además de exponer las obras del legado de don José Camón Aznar, se ha desarrollado una intensa labor con cursos y exposiciones que se retomarán en el futuro. Ahora, podemos congratularnos de abrir sus puertas y de hacerlo además con una exposición de fondos propios enriquecida con otras piezas excepcionales de Ibercaja. Zaragoza va a vivir un momento extraordinario ante el que cada uno debe aportar lo mejor de sí mismo, en la seguridad de que redunda en pro de la comunidad. Por eso, hemos creído oportuno trasladar para este momento los Goyas que habitualmente se exponen en el Patio de la Infanta y otras piezas como tres Bayeus, tres Maellas, un Mengs, un Berruguete o los toros de Burdeos”.

El director general ha destacado la labor de todo el equipo de la Obra Social, de la empresa Quadrifolio y del museógrafo encargado de la reinstalación, Antonio Meléndez. “Han hecho un gran trabajo y desde aquí les doy públicamente las gracias en nombre de Ibercaja y de los amantes del arte que, a buen seguro, van a valorar su trabajo como merece. En el caso de Antonio Meléndez, al que ustedes conocerán por haber sido el artífice de ‘Las edades del hombre’, creo que ha sido un acierto contar con una persona de su categoría profesional para esta tarea. Sus conocimientos y su criterio han sido cruciales para sacar lo mejor del Camón.

Comentarios