Vecinos de Puente la Reina se oponen a la construcción de una cementera

2005101313 puente la reina.jpg

Vecinos del municipio de Puente la Reina de Jaca han constituido una asociación cuyo principal objetivo es luchar contra la construcción de una cementera en este término municipal. La asociación, denominada “Asociación de afectados por la posible instalación de una cementera en el municipio de Puente la Reina de Jaca”, se ha marcado como objetivo inmediato presentar cuantas alegaciones sea posible en contra del proyecto antes del 17 de mayo, fecha en la que concluye el plazo dado por el Instituto Aragonés de Medio Ambiente (INAGA) para la información pública. Además, han recogido cerca de 500 firmas en contra de este proyecto.

La asociación ha sido constituida por un grupo de vecinos como socios fundadores, pero a estos se van sumando otros de toda la comarca de la Jacetania, al igual que visitantes asiduos al lugar.

Por otra parte, antes de la constitución formal de la asociación, este grupo de vecinos inició la recogida de firmas en contra de este proyecto, con la favorable acogida de que en menos de una semana han plasmado su rúbrica casi 500 personas. Muchas de ellas provienen de los vecinos de este municipio, que engloba las localidades de Javierregay y Santa Engracia de Jaca, así como el mismo Puente la Reina.

Vecinos de los pueblos cercanos se han acercado estos días a Puente la Reina al objeto de firmar un sencillo manifiesto, en donde se dice que “El impacto visual de la fábrica, la contaminación inherente de la actividad, el ruido, el intenso tráfico de camiones previstos, el perjuicio sobres los bosques, fauna y cultivos en el radio de acción de la industria, en nuestra opinión dañarán seriamente el futuro de esta tierra”.

Como objetivo inmediato, además de la presentación de alegaciones en contra, la Asociación quiere explicar a todos los vecinos este proyecto, “en el que detectamos muchas contradicciones” dice su presidente, Ramón Claver, agricultor de profesión, “como que la empresa Cementos del Pirineo,S.L., cuyo capital social es de tan sólo 6.000€, pueda abordar un proyecto que supera los 12 millones de euros”.

Al mismo tiempo, desde la Asociación se quiere lanzar un mensaje en el sentido de que ningún pueblo del Pirineo se merece un proyecto así. “Vivimos en un marco casi privilegiado que, no obstante, se va a ver afectado por el paso de una autovía; proyecto éste, de comunicación, que siempre puede resultar positivo, más allá de nuestra zona. Por el contrario, una cementera con torres de más de 40 metros de altura y la contaminación que una industria de este tipo genera, hipotecará nuestro futuro y nuestra calidad de vida”, reitera el presidente de la Asociación.

Comentarios