Salinas acepta la sentencia de la Rota Romana y Milián destaca que se "despeja el camino para la devolución de los bienes"

Milián y Salinas,Monasterio de Sigena

El Administrador Apostólico de Lérida, Javier Salinas, acata el dictamen del Tribunal de la Rota Romana, que ha comunicado que no admite a trámite la demanda presentada por la Diócesis de Lérida. El obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha explicado a Radio Huesca Digital que con esta decisión se “despeja el camino para la devolución de los bienes”. Ambos obispos han mantenido una conversación en la que Salinas ha confirmado a Milián que no presentará más recursos y demandas para evitar la devolución de los bienes. En los próximos días Salinas tiene previsto estudiar con sus colaboradores la situación creada por esta decisión jurídica la cual pone fin a la vía canónica, al mismo tiempo que ha reiterado su oferta de encontrar caminos de entendimiento con el obispado de Barbastro-Monzón dentro del marco del decreto de la congregación para los obispos de 8 de septiembre de 2005. Con esta demanda la Diócesis de Lérida ha agotado todas las posibilidades de reclamación por la vía eclesiástica en este conflicto que se inició en el año 1998.

Los decretos emitidos durante estos diez años de litigio por el nuncio Lajos Kada, la Congregación de los Obispos, y el Tribunal Supremo siempre han dado la razón a la Diócesis de Barbastro-Monzón, mientras que todos los recursos y demandas presentadas por la Diócesis de Lérida con el fin de dilatar en el tiempo la devolución de las 112 de piezas de arte han sido rechazadas por las instituciones eclesiásticas, que han dejado claro que las obras de arte son propiedad de Barbastro-Monzón.

SATISFACCION EN LA DIOCESIS DE BARBASTRO-MONZON

El obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha explicado a Radio Huesca Digital que “no tenía razón de juzgar el mismo asunto en la Congregación de los Obispos y en el Tribunal de la Signatura Apostólico, y también en el Tribunal de la Rota Romana, teniendo en cuenta que se trata de un Tribunal de rango inferior. La decisión que conocemos es totalmente lógica”. Milián, ha señalado que esta decisión “supone salvar un obstáculo más, se despeja el camino de la devolución, y nos da satisfacción y alegría”.

Milián ha manifestado que están trabajando para proceder a la devolución, “vamos quitando obstáculos y planteando las cosas”. Salinas se muestra favorable a la devolución pero debe realizar varias gestiones, según ha afirmado el obispo de Barbastro-Monzón quién ha destacado que Lérida no va a interponer más recursos y demandas.

El obispo de Barbastro-Monzón ha indicado que Roma no le ha comunicado nada sobre una posible reunión con Salinas en el Vaticano. Alfonso Milián pretende que las piezas puedan estar para la inauguración oficial del museo que estará ubicado en el reformado Palacio Episcopal.

REACCIONES EN LÉRIDA

La asociación “Amigos del Museo” de Lérida presentaba una demanda civil con el fin de que un juez determine quién es el legítimo propietario de las obras de arte. La asociación canónica catalana “Cultura y Arte Sacro”, impulsada por el obispo emérito de Lérida Francisco Javier Ciuraneta, presentaba otra demanda ante el Tribunal de la Rota Romana para que declare nulo el proceso que se sigue en este Tribunal, al mismo tiempo que prepara otras actuaciones, como la presentación de demandas de nulidad por indefensión ante la Signatura Apostólica y contra el derecho de junio de 1998 del entonces Nuncio, Lajos Kada, que ordenaba entregar a Barbastro-Monzón las 112 piezas de arte.

Las instituciones leridanas civiles han indicado que apuestan por el acuerdo entre las dos diócesis. A pesar de la negativa del Vaticano de estudiar la propiedad de las piezas en disputa, tanto el ayuntamiento de Lleida como la Diputación de Lleida recuerdan que las piezas están protegidas por la ley de patrimonio de la Generalitat.

El alcalde de Lleida, Àngel Ros, insiste en que el diálogo y el acuerdo tiene que ser la vía para resolver el litigio entre los obispados de Lleida y Barbastro-Monzón. Aunque reconoce que las obras son propiedad de la iglesia, recuerda que están catalogadas como patrimonio de la Generalitat i por tanto, las protege la ley catalana.

En la misma línea se muestra el presidente de la Diputación de Lérida, Jaume Gilabert, quién apuesta por establecer un acuerdo entre las dos partes, sin que suponga romper la unidad de la colección museística.

PP

El presidente del Partido Popular de Aragón, Gustavo Alcalde, ha celebrado la decisión del Tribunal de la Rota de desestimar el recurso presentado por la diócesis de Lérida y ha lamentado “que el señor Marcelino Iglesias haya avalado una postura que ha supuesto finalmente dos años perdidos en la consecución del objetivo final, que no es otro que ver las 113 obras en el lugar que les corresponde, la diócesis de Barbastro-Monzón”.

 

Alcalde ha afirmado que le hubiera gustado ver al presidente del Gobierno de Aragón liderando las innumerables iniciativas que desde las diferentes instituciones políticas y sociales aragonesas se han desarrollado exigiendo la devolución de las 112 obras de arte, “pero por desgracia, ha asegurado, hemos tenido que sufrir a un presidente ambiguo, reticente ante la posibilidad de molestar al presidente catalán con la exigencia de la devolución inmediata de las obras, tratando de poner paños calientes donde debería haber mostrado firmeza y lo peor de todo, mudo ante las demostraciones de fuerza mostradas por el tripartito catalán".

 

El presidente del Partido Popular de Aragón ha manifestado que “ahora el deseo del Partido Popular de Aragón es que la diócesis de Lérida, al haber agotado todas las posibilidades de reclamación por la vía eclesiástica, devuelva de una vez las 113 piezas de las parroquias aragonesas”.

Comentarios