Diversos representantes políticos aragoneses aplauden la decisión de la Rota y exigen la devolución

El portavoz parlamentario del PP en las Cortes de Aragón, Antonio Suárez, dice que “una vez que se ha pronunciado el Tribunal de la Rota, tal y como pedía el jefe del Ejecutivo aragonés, ahora Iglesias debe cumplir su palabra y pedir al Estado que intervenga”. Por su parte, el portavoz del Partido Aragonés (PAR) en las Cortes de Aragón, Javier Allué, ha declarado esta misma mañana que “ahora los bienes tienen que regresar a Aragón sin más demoras ni excusas que valgan”.

“El Tribunal de la Rota ya se ha pronunciado y, por lo tanto, se ha cumplido la condición que Marcelino Iglesias se había impuesto para reclamar al Gobierno de España que intervenga para que se ejecute la sentencia de devolución de los bienes eclesiásticos a Aragón. Ahora la obligación de Iglesias es demandar formalmente al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero que actúe, para que se cumpla la resolución eclesiástica que ordena al obispado de Lérida devolver a las parroquias de Aragón lo que les pertenece” ha afirmado Antonio Suárez, portavoz del Partido Popular en las Cortes de Aragón.

Suárez quiere que este planteamiento quede plasmado formalmente, por lo que ha presentado esta exigencia a través de una Proposición no de ley para su debate en el pleno de la Cámara aragonesa. La iniciativa parlamentaria no deja lugar a dudas al reclamar a la coalición PSOE-PAR que solicite al Gobierno de la Nación su intervención en el conflicto de los bienes, y más exactamente, que actúe oficialmente para el cumplimiento de Decreto de la Congregación de los Obispos que otorga la razón a Aragón.

Por otra parte, desde el PAR, el portavoz del Javier Allué, ha declarado esta misma mañana, tras conocer la decisión del Tribunal de la Rota que no ha admitido a trámite el recurso del obispado de Lérida sobre la propiedad de las piezas sacras, presentado en septiempbre de 2006, que “ahora los bienes tienen que regresar a Aragón sin más demoras ni excusas que valgan”. Para el portavoz parlamentario la decisión del Alto Tribunal de la Rota Romana ha dado su “ultimatum” y la Generalitat tiene que asumirlo y autorizar la devolución “aunque sea a regañadientes. Lo contrario sería aún más indignante para los aragoneses que llevamos años reclamando una y mil veces lo que la justicia vaticana nos ha reconocido”, ha dicho Allué.

Para Allué, el recurso de la vía canónica está agotado, las sentencias vaticanas han dado la razón a Aragón y, ahora, a Cataluña le toca acatar y devolver. “No es deseable, ni ético, ni moral, que la Generalitat catalana ponga nuevos impedimentos que solo servirían para deteriorar “mas” las relaciones entre ambas Comunidades, Aragón y Cataluña” (Cataluña ha levantado la emergencia del agua pero no renuncia a la tubería). Por eso, Allué ha reclamado a Lérida voluntad política para devolver los bienes a las parroquias aragonesas una vez agotada la vía canónica y reconocida al 100% la razón de Aragón en cuanto a la legítima propiedad de las obras.

Comentarios