Iglesias destaca que la decisión de la Rota Romana significa que "los bienes están en Aragón"

Marcelino Iglesias

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha mostrado su satisfacción por la decisión del Tribunal de la Rota Romana de no admitir a trámite la demanda presentada por la Diócesis de Lérida, y ha señalado que cree que los bienes están en Aragón aunque no han llegado todavía. Iglesias ha dejado claro que nunca ha dudado que el propietario de las piezas de arte es el obispo de Barbastro-Monzón, y que los constantes recursos de la Diócesis de Lérida han sido el motivo de que no fueran entregados antes.

Audio sin título

Marcelino Iglesias ha explicado que “Roma ha dicho hasta aquí hemos llegado y no ha admitido a trámite un último recurso y por tanto no hay nada más que decir. Ha hablado Roma en su Tribunal Supremo y nadie debe cuestionar la autoridad de este Tribunal con nuestro concordato”. El presidente del Gobierno de Aragón ha manifestado que con el concordato español este tribunal tiene la misma autoridad que el Tribunal Supremo en cuestiones eclesiásticas.

PRÓXIMA REUNIÓN DEL CONSORCIO DEL MUSEO DE LÉRIDA PARA TRATAR LA SITUACIÓN ACTUAL DE LOS BIENES

La consejería de cultura de la Generalitat ha avanzado que el consejero, José Manuel Treserras, tiene la intención de convocar en los próximos días una reunión del plenario del Consorcio del Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal para mantener una postura unitaria de las instituciones y manifestaron la “firme voluntad de solucionar el litigio con un acuerdo beneficioso para todas las partes, que no provoque ningún herido”.

El Administrador Apostólico de Lérida, Javier Salinas tiene previsto estudiar con sus colaboradores la situación creada por esta decisión jurídica la cual pone fin a la vía canónica, al mismo tiempo que ha reiterado su oferta de encontrar caminos de entendimiento con el obispado de Barbastro-Monzón dentro del marco del decreto de la congregación para los obispos de 8 de septiembre de 2005. Salinas, que convocará en breve una rueda de prensa para dar a conocer la posición oficial del obispado, acepta la sentencia de la Rota Romana y solicitará, al igual que Ciuraneta en su momento, permiso a la Generalitat para entregar las obras de arte a Barbastro-Monzón.

El vicario del obispado de Lérida, Joan Ramon Esquerra, asegura que acataran la decisión del Vaticano, aunque son conscientes que las obras en litigio están bajo la ley catalana y que por tanto necesitan la autorización de la Generalitat.

 

Los decretos emitidos durante estos diez años de litigio por el nuncio Lajos Kada, la Congregación de los Obispos, y el Tribunal Supremo siempre han dado la razón a la Diócesis de Barbastro-Monzón, mientras que todos los recursos y demandas presentadas por la Diócesis de Lérida con el fin de dilatar en el tiempo la devolución de las 112 de piezas de arte han sido rechazadas por las instituciones eclesiásticas, que han dejado claro que las obras de arte son propiedad de Barbastro-Monzón.

Alfonso Milián, obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón, ha manifestado que están trabajando para proceder a la devolución, “vamos quitando obstáculos y planteando las cosas”. Salinas se muestra favorable a la devolución pero debe realizar varias gestiones, según ha afirmado el obispo de Barbastro-Monzón quién ha destacado que Lérida no va a interponer más recursos y demandas. Milián pretende que las piezas puedan exponerse en la inauguración oficial del museo que estará ubicado en el reformado Palacio Episcopal.

APUDEPA EXIGE AL OBISPADO DE LÉRIDA QUE ENTREGA LAS OBRAS “DE INMEDIATO”

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, APUDEPA, confía que la decisión de la Rota Romana sea el último y definitivo paso para la ejecución de los decretos y sentencias favorables a Barbastro-Monzón habidos desde 1995. La Asociación desea aclarar que "el permiso de la Generalitat de Cataluña es accesorio y no necesario, pues la propiedad de los bienes incluye el derecho de depositarlos en el lugar en que se juzgue más conveniente, siempre que se cumplan las necesarias condiciones de seguridad, tutela y salvaguardia". APUDEMA destaca que "sería intolerable que el Museo de Lérida, y concretamente el Obispado, se amparasen en los trámites judiciales civiles, pues es evidente su incompetencia en este caso".

 

 

 

Comentarios