Los equipos altoaragoneses de 1ª Nacional de baloncesto con la mirada puesta en la próxima campaña

Kafka

Una vez se ha terminado la temporada para los tres equipos de la provincia de Huesca en la competición, es tiempo de hacer balances en un año en el que los dos conjuntos de la capital lograban la permanencia mientras que el C.B. Barbastro volvía a luchar por el título aunque caía en la primera eliminatoria y no pudo igualar la marca del año pasado en la que se llegó a las semifinales.

El Boscos no tuvo un buen comienzo de la competición. Al conjunto entrenado por Toño Luna le costó asentarse y que llegaran las victorias. Un equipo joven, con la ayuda de algunos ilustres veteranos de la competición conseguía la salvación en un gran “sprint” final ganando los dos derbis y peleando todos los partidos. Los bosquistas seguirán un año más en la competición con la misma filosofía de equipo de colegio que ha tenido durante las últimas temporadas y que le ha dado buen resultado a pesar del sufrimiento.

Quien no ha tenido muy buena suerte este año ha sido el Club Atletismo Huesca que se marcó al inicio de la campaña el objetivo de la salvación, aunque viendo el transcurso de la liga hubo ilusión de incluso clasificarse por el play-off. Las lesiones en el último tramo liguero le hicieron mucho daño y en la recta final no pudieron afrontar sus enfrentamientos con garantías. Ahora habrá que estar pendientes del futuro y lo que puede pasar ya que los jugadores más veteranos no tienen la intención de seguir la próxima campaña.

El C.B. Barbastro ha sido el conjunto que más lejos ha llegado en una temporada atípica con cambio de entrenador, José Luis Cambra dejó su puesto a Joaquín Arnal, y con ajustes en la plantilla con fichajes a mediados de año. Los del Vero, ya eliminados de la competición, piensan también en la próxima campaña en la que parece que también habrá muchos cambios aunque no en el banquillo donde seguirá Joaquín Arnal.

Comentarios