Onésimo: “La afición está demostrando que quiere fútbol y creo que la ciudad se merece el ascenso”

El entrenador de la SD Huesca ha analizado en una entrevista a Radio Huesca Digital la clasificación para el playoff de ascenso y como ha vivido estos meses que lleva dirigiendo al equipo desde el pasado día 5 de marzo y donde se han producido momentos de duda por los resultados negativos del conjunto azulgrana. Onésimo sabe que esto es fútbol y que ahora lo que hay que hacer es prepararse para afrontar la lucha por el ascenso en las mejores condiciones.

Sobre la clasificación, el técnico comentaba que “evidentemente todos nos hemos quitado un peso de encima. El objetivo era claro, meternos entre los cuatro primeros y entre unas cosas y otras por situaciones que creo que no hemos merecido y que no se pueden manejar en algún caso el equipo todos pensamos que tendría que tener algún punto más e incluso estar líder y clasificado antes. Nos ha costado un poco más, pero todo tiene sus cosas buenas y hemos llegado bien compitiendo de cara a, esperemos, a los cinco partidos que nos quedan”.

Onésimo también indicaba que hay que ser conscientes que todo el mundo aprieta cuando llega este momento de la temporada: “Es muy complicado. Hay que dar el mérito que tiene a nuestro equipo. En nuestro mismo grupo el Baracaldo el otro día no pudo ganar a un equipo de la zona baja porque ahora cualquier equipo te complica mucho y tampoco hay una diferencia tan abismal entre unos y otros”.

A partir de ahora hay que disfrutar, sin renunciar a nada en la fase de ascenso, como señala el entrenador de la SD Huesca: “Nosotros sabemos que de los 16 equipos que nos vamos a meter cualquier cosa puede pasar. Nos vamos a enfrentar a equipos con más presupuesto que nosotros con futbolistas más consagrados, pero ahora mismo pienso que mi equipo no es superior a ninguno ni tampoco inferior que es lo que pretendemos inculcar. Va a ser bonito para nosotros y no renunciamos a nada y en los cuatro partidos que esperamos jugar en playoff vamos a salir a ganar”.

El técnico de la SD Huesca ha sufrido en el banquillo con esa mala racha que acompañó al equipo durante casi dos meses: “Yo siempre en mi etapa de jugador y ahora de entrenador he dicho que la suerte existe relativamente y que hay que salir a buscarla y es cierto que llegó un momento que pensaba pues no sé yo... porque son muchos partidos con muchas connotaciones que nos iban siempre en contra”.

Precisamente en este tiempo hubo críticas ya que coincidió con su llegada al banquillo y empezaron los nervios en los aficionados, principalmente: “Eso es normal que se piense. Tampoco fue así porque mi dos primeros partidos fueron dos victorias y creo que llevábamos 6 o 7 puntos al quinto y nos pusimos con 11 o 12 y en el fútbol todo es relativo y mucha gente te juzga solo por el resultado. Muchas veces los profesionales tenemos que saber lo que está pasando, de analizar los partidos y era una situación difícil, pero yo veía que el equipo estaba dando la cara y estaba siendo mejor en los partidos y no teníamos suerte de cara al gol, jugadas muy puntales, goles legales o expulsiones, pero eso ya está pasado y esperemos que la suerte nos estaba esquivando para dárnoslo luego”.

Sobre la oportunidad que le ha dado el Huesca señalaba que: “Un reto difícil por una parte porque llegas a un equipo que está bien, que está en el objetivo y lo único que puede pasar es que empeore y si empeora pues para ti. Asumes eso pero también es cierto que estas en una dinámica con jugadores muy implicados y mentalizados y para mi es una muy buena oportunidad. Ya hemos conseguido lo que teníamos todos pensado y ahora para mi empieza a ser innegociable lo otro que no es otra cosa que ganar domingo a domingo y vamos a intentar mentalizar a la gente de que tenemos que ser capaces de ello. Llevo cuatro en esto, como director deportivo y entrenador, y de momento puedo decir que he cumplido objetivos y espero que podamos conseguir lo que todos denominamos un sueño”.

En estos tres meses le ha dado tiempo que ver que “en Huesca hay mucha ilusión. La palabra es ilusión. La gente quiere ver crecer, sacar un poco más la cabeza por todos los años difíciles que ha pasado el club. Se llevan dos años meritorios, pero es difícil como no se reciba apoyos porque compites con equipos con muchos más recursos por eso pienso que hay que valorar lo que está haciendo este club. La afición está demostrando que quiere fútbol y creo que la ciudad se merece el ascenso. Ojalá que sea este año pero si no en los sucesivos intentar lograr el ascenso, mejorar instalaciones...... el crecer porque nosotros llevamos el nombre de Huesca y el escudo de un club”.

Onésimo está contento con esta etapa, aunque lógicamente añora a su familia. Todo por triunfar en el difícil mundo de los banquillos y en un equipo que aspira por segundo año a subir a la 2ª División. Ahora lo que hay que esperar que el entrenador tenga suerte, que será la suerte del Huesca.

Comentarios