Cruz Blanca busca voluntarios para iniciar el traslado a su nueva sede

La Comunidad de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca quiere convertir, cuando antes, en hogar, la nueva casa que se ha terminado de construir en el polígono 41 de Huesca. Por ello, y con motivo del traslado de la Casa Familiar San Lorenzo a estas nuevas instalaciones, que se inaugurarán en julio, necesitan la ayuda de más voluntarios que nunca. Con este fin, se van a organizar cuatro grupos de trabajo, que se pondrán en marcha a finales de este mes de mayo. Serán de embalaje, transporte, limpieza y montaje. Realizarán su actividad de forma escalonada desde finales de este mes hasta principios del próximo.

El primero será el grupo de embalaje, que iniciará su actividad en torno al próximo día 26. Su misión será la de empaquetar todos los efectos de los que dispone la hermandad en su actual ubicación, y prepararlos para su traslado a la nueva sede.

A continuación, durante la primera quincena de junio, se pondrá en funcionamiento el grupo de transporte, que serán los encargados de trasladar lo embalado por los anteriores hasta el nuevo edificio. Allí, a mediados del próximo mes de junio, se pondrán manos a la obra el tercer grupo, que estará integrado por los encargados de la limpieza, quizá el grupo que necesitan hacer más numeroso.

Y cuando éstos terminen su labor, llegará el turno del grupo de montaje, que se encargarán de colocar todo en su sitio para que la nueva casa pueda a su vez, ponerse en marcha cuanto antes. La formación de cada uno de estos grupos se decidió este viernes, en el transcurso de una reunión a la que acudieron más de 30 representantes de los voluntarios de Cruz Blanca.

Desde Cruz Blanca Huesca se espera, además, que la actividad sirva para reavivar el mismo espíritu con el que se vivió la fundación de la Casa Familiar de San Lorenzo en la capital oscense y en la que también participaron un gran número de voluntarios.

Así, todos aquellos que estén interesados en formar parte de uno de estos cuatro grupos, pueden hacerlo llamando al teléfono 974 243 042, de lunes a viernes, en horario de 09.30. a 13.00. por las mañanas y de 16.30. a 19.00. por la tarde, a la atención de Irene.

Los Hermanos de la Cruz Blanca aseguran que toda ayuda será bien recibida.

Comentarios