Salinas se reúne con el colegio de consultores

Milián y Salinas,Monasterio de Sigena

El Administrador Apostólico de Lérida, Javier Salinas, tiene previsto reunir este lunes al colegio de consultores de la diócesis de Lérida para tratar el dictamen del Tribunal de la Rota Romana, en el que señalaba que no admitía a trámite la demanda presentada por la diócesis ilerdense.

El colegio de consultores se trata de un organismo consultivo de la diócesis, presidido por Javier Salinas, y que está formado, entre otros, por el vicario general, Joan Ramón Ezquerra, y los vicarios episcopales de economía, Josep Antoni Ginestá, y de pastoral, Joseph Antoni Jové. Esta reunión será la primera toma de contacto después del fallo de la Rota Romana aunque los miembros del colegio de consultores no podrán estudiar en profundidad este asunto porque no tienen el documento de la Rota.

Mientras que el vicario de la diócesis de Barbastro-Monzón, José Mora, aseguraba que se había redactado un documento especificando los términos del acuerdo que supondría el traslado gradual de las obras de arte con fecha límite de 31 de diciembre de este año, el Gobierno Catalán y la Diócesis de Lérida lo niegan todo y no abandonan la disputa por las obras que actualmente se encuentran en el Museo de Lérida.

El vicario general del obispado de Lérida, Joan Ramón Ezquerra, ha afirmado que no hay ningún acuerdo sobre la devolución de las piezas de arte sacro a Barbastro-Monzón, al mismo tiempo que ha manifestado que desconocen el documento elaborado por el obispado de Barbastro-Monzón, y ha destacado que el obispo no puede firmar nada que haga referencia a plazos de entrega de las obras porque no está en sus manos.

El obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, explicaba a Radio Huesca Digital que "no existen acuerdos definitivos en cuanto a la elaboración del documento y el traslado de las piezas antes de fin de año". Milián reiteraba que “no se ha llegado a ningún acuerdo sobre el traslado de los bienes a Barbastro y por tanto, en estos momentos no hay fechas ni plazos concretos”, al mismo tiempo que indicaba que “mantiene una buena relación con Salinas, trabajan y dialogan desde hace tiempo pero hay que matizar muchos aspectos todavía”. El obispo de Barbastro-Monzón dejaba claro que no “ha firmado ningún documento y tampoco ha autorizado a nadie”.

Comentarios