CHA denuncia una urbanización ilegal en Torres de Monte consentida por el Alcalde

CHA exige la dimisión inmediata de José María Zamora, Alcalde de Blecua-Torres, ante las numerosas ilegalidades cometidas en la urbanización de Torres de Monte. Según los nacionalistas José María Zamora impulsó una urbanización privada en un terreno rústico, sin tener ninguna licencia y destinando fondos públicos a su financiación provenientes de los Planes de Obras de la Diputación de Huesca que en realidad se habían pedido para la mejora de otra zona.

Las obras en la actualidad están paralizadas, tras la denuncia hecha por la Portavoz de Cha en el Ayuntamiento de la localidad, Elena Sánchez. Dichas obras estaban ejecutándose en la parcela 7 del polígono 9 de Torres de Monte con el objeto de construir 20 casas por parte de la promotora Rimeza Inmobiliaria S.L.

Elena Sanchez asegura que el Alcalde no ha velado por el cumplimiento de la ley, y ha mirado a otro lado cuando es conocedor de que se está construyendo en suelo no urbanizable, sin ningún tipo de licencia y, lo que es más grave, destinando fondos públicos a una urbanización privada.

Elena Sanchez, recuerda que “permitir obras en suelo rústico supone una manifiesta ilegalidad, ya que este tipo de suelo sólo permite una serie muy concreta de instalaciones, nunca una urbanización que supone una parcelación ilegal”.

El propio Alcalde ha reconocido que las obras realizadas en dicha urbanización, ha declarado Sánchez, quien añade que la responsabilidad del alcalde es mayor cuando miente en el Pleno Municipal sobre el destino de los fondos públicos solicitados a la Diputación Provincial de Huesca a través de los Planes provinciales de 2008 y 2009, y que este destina a urbanizar calles en una urbanización ilegal y privada, fondos públicos que el Ayuntamiento de Blecua-Torres ahora no va a percibir como consecuencia de esta actuación ilegal.

CHA asegura que las gestiones y decisiones del alcalde sitúan al ayuntamiento en una difícil situación, con empresas que han realizado trabajos en estos suelos, por encargo del ayuntamiento, y con unos futuros propietarios de dichas viviendas que entendiendo que el alcalde actuaba de buena fe y ajustándose a la ley, han aportado cantidades económicas.

Comentarios