Clausura del Curso de Voluntariado en Monzón

Este martes y este miércoles en horario vespertino se impartía en la Asociación Española Contra el Cáncer un curso de voluntariado. Iba dirigido a todas aquellas personas que quieren dedicar su tiempo a una labor humanitaria. Marta Martínez, la psicóloga de la Asociación, señalaba que es un curso general donde se han abarcado varios módulos, por un lado conocer la Asociación y conocer la enfermedad y por otro lado al voluntario se le enseñan varias habilidades de escucha activa. La labor del voluntario es de desahogo emocional, tiene que detectar necesidades o emociones desajustadas. Su labor fundamental es escuchar al paciente y a los familiares.

La psicóloga destaca tres perfiles de voluntariado, uno es el voluntario que elabora las campañas de prevención y de sensibilización, otro es el que colabora en las labores administrativas y en la recaudación de fondos para financiar los servicios y por último el voluntario que recibe una formación específica para apoyar al enfermo y a su familia.

Según Martínez, no todo el mundo puede ser voluntario, debe ser una persona psicológicamente preparada porque hay que tener recursos psicológicos para hacer frente a la situación. Es importante que no se implique demasiado con los enfermos para que no acabe afectando al paciente.

La AECC también destaca un curso de relajación, Martínez indica que la relajación es una conducta que necesitan ponerla en práctica hasta intentar convertirla en un hábito a través de técnicas que hay que practicar continuamente para aprender a controlar su pensamiento. Es una herramienta más. Además imparten cursos de tabaquismo continuamente, que consisten en varias sesiones de periodicidad semanal. La mayoría de los pacientes consiguen dejar de fumar gracias al apoyo del grupo porque les ayuda a motivarse y a superar un objetivo común.

Comentarios