Javier Rioyo habló en Monzón de Pepín Bello

En el salón de actos de la Casa de la Cultura conocimos más la figura de Pepín Bello, el último superviviente de la Generación del 27 y un gran aglutinador de ese grupo cultural, gracias a Javier Rioyo. Pepín Bello falleció en su domicilio de Madrid a la edad de 103 años, y este año hubiera cumplido 104 años el 13 de mayo.

Rioyo preparó la charla con unos videos en los cuales podíamos conocer a un Pepín Bello: joven, simpático y muy inteligente a la edad de noventa y seis años. Lo que realmente sorprendió a los espectadores fue un video de Bello con ciento un años en el cual se descubría unas capacidades psicológicas y cognitivas sorprendentes, donde describía con gran cariño a su padre, uno de los primeros ingenieros de España. Rioyo confesaba que tenía dos cosas en común con Pepín Bello: la nocturnidad y el alcohol.

Rioyo destacaba que la Generación del 27 contada por Bello resultaba muy especial, destacaba que eran mentirosos y fantasiosos, se imaginaban cosas y las burlaban. Buñuel, Dalí, Lorca, Valle Inclán o Machado formaban parte de su grupo de amigos en la Residencia de Madrid. Pepín Bello decía que Valle Inclán era un tremendo mentiroso y que Antonio Machado era muy callado, muy “poca cosa en la charla”. Bello, nunca hacía referencias de la homosexualidad de Lorca, era un poco misógino, no aceptaba el amaneramiento pero no opinaba sobre eso. El periodista confesaba que Pepín bello fue un solterón voluntario, aunque se enamoró dos veces, primero de Araceli Durán, un mujer preciosa hermana de Gustavo Durán ( uno de los Mitos de la Guerra Civil Española) a quien conquistó gracias a un poema de Rafael Alberti. Y su segundo amor, fue con una mujer sevillana que estaba casada.

El periodista y director de cine, Javier Rioyo, ha rodado estos días en Huesca parte de un documental sobre Pepín Bello. Rioyo ha llevado a cabo grabaciones en Huesca capital, donde ha descubierto un compañero de juegos de la guardería llamado Domingo de ciento dos años, hijo de un cantero, que hoy vive en una Residencia oscense.

Comentarios