Los trabajadores de limpieza del Salud irán a una huelga indefinida a partir del 9 de junio

La falta de avances para la firma de un nuevo convenio colectivo que equipare las condiciones de los trabajadores de limpieza subcontratados por el Salud con los del personal estatutario ha movido a los sindicatos CCOO y UGT a la convocatoria “en firme” de una huelga indefinida a partir de la semana del lunes 9 de junio afectando a 1200 trabajadores. Tras tres reuniones, la última el pasado día 27, la parte social califica de “infumable” la posición de la patronal y advierte que no volverá a la negociación si no se retiran los “obstáculos”.

Alejandro Gastón, secretario de Acción Sindical de Actividades Diversas de CCOO Aragón, central mayoritaria en el sector, ha identificado estos impedimentos en la “plataforma alternativa” presentada por la patronal y la interposición de un conflicto colectivo por parte de una de las mayores contratistas, Kluh Linaer. En cuanto a la primera, ha precisado que “no es una alternativa a nada”, en tanto que iría en alguno de sus puntos contra de la propia legislación vigente. Respecto al conflicto colectivo, ha criticado la falta de “buena fe” –exigida por el Estatuto de los Trabajadores- por parte de la empresa, que se opone a abonar el 100% de los conceptos salariales a los trabajadores en situación de incapacidad temporal.

Los sindicatos han denostado también el papel jugado por parte del Salud, que ha sido “conocedor en todo momento” de la evolución de las conversaciones. En este sentido, Gastón ha aludido al “incumplimiento tácito” de los pliegos de condiciones por parte de las empresas, algo que ha considerado “flagrante” por tratarse de dinero público. Así, se ha sumado a la demanda reciente realizada por IU de “rescindir el contrato a las empresas que están continuamente incumpliendo”. “El Salud tendría que tomar cartas en el asunto, porque no cumplen en horarios ni en asuntos cruciales para el buen funcionamiento, que sólo garantizan las trabajadoras”, ha aseverado.

Por su parte, el responsable de la Federación de Servicios de UGT Aragón, Esteban Lauroba, ha rechazado la aplicación de “políticas agresivas en contra de los servicios públicos que entregan a manos privadas las tareas no nucleares” y ha instado a la Administración a que se mantenga firme y “no regale nada”. No en vano, ha advertido que las empresas actúan en muchos casos como “huelguistas encubiertas”, sacando beneficios económicos de las movilizaciones de los trabajadores.

Comentarios