La DGA defiende la necesidad de instalar en Huesca un vertedero industrial no contaminante

2002120630 vertedero formillos.jpg

El vertedero industrial de Huesca, según la planificación realizada por el Gobierno de Aragón, plantea una inversión de 45,7 millones de euros en varias fases, con la creación de once puestos de trabajo directos y ocho indirectos.

Audio sin título

El Gobierno aragonés proponía en su planificación inicial dos ubicaciones para este vertedero, una a menos de 20 kilómetros de Huesca y otra a menos de 15 kilómetros de Sabiñánigo, habiéndose optado, en una decisión consensuada con el Ayuntamiento de Huesca, por la primera de ellas.

Un detallado informe de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático, recoge la necesidad de instalar este vertedero en Huesca para tratar residuos no contaminantes que generan las comarcas del Alto Gállego, Jacetania y la Hoya de Huesca, informe que tanto la DGA como el Ayuntamiento querían entregar a los 9 municipios pedáneos de Huesca, aunque solo acudían a una reunión convocada Huerrios y Tabernas de Isuela.

En el informe se explica que se ha dividido el tratamiento de los residuos industriales en la provincia de Huesca en dos ejes, uno el que une Monzón y Barbastro que se encargará de la gestión de 100.000 toneladas al año y otro el eje Sabiñánigo-Huesca que gestionará 30.000 toneladas anuales.

En estos vertederos se depositarán elementos que ya se están depositando en vertederos de residuos sólidos urbanos, sigue explicando el documento, como alambres, trapos, maderas no reutilizables o plásticos. Los residuos nocivos, según la DGA se trasladaránn a otro tipo de instalaciones.

Además, desde la Dirección General de Calidad Ambiental, se señala que el nuevo vertedero que podría instalarse en la planta de tratamiento de basuras de la carretera de Fornillos no supondría molestia alguna para las poblaciones cercanas.

Comentarios