Ibercaja colabora en al proyecto “Janus” para crear un superodenador

Una intensa colaboración entre varios centros de investigación de España e Italia está dando como resultado el nuevo proyecto de investigación JANUS, presentado en el Patio de la Infanta de Ibercaja. JANUS nace con el objetivo de construir un ordenador dedicado, diseñado expresamente para efectuar un conjunto dado de operaciones, a la vez potente y versátil, que pueda enfrentarse con una gran variedad de problemas de interés científico, ofreciendo una potencia de cálculo muy superior a la actualmente disponible con los ordenadores comunes.

Este proyecto ha contado con el apoyo de la Obra Social y Cultural de Ibercaja, que ha participado en el desarrollo de JANUS a través de convenios con el BIFI. Además, ha colaborado el Gobierno de Aragón con una aportación de 600.000 euros a través de los fondos FEDER y el físico italiano Giorgio Parisi, que ha apoyado el desarrollo del proyecto con la inversión de 180.000 euros, otorgados por el Premio a la Investigación de Microsoft.

El JANUS ha sido desarrollado por un equipo multidisciplinar de científicos especialistas en temas de Bioquímica, Física y simulaciones numéricas masivas de centros de investigación de España e Italia. La lista de participantes en el proyecto cuenta con investigadores del BIFI, Departamento de Física Teórica y Departamento de Ingeniería Electrónica y Comunicaciones de la Universidad de Zaragoza, Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Extremadura (Badajoz), Universidad “La Sapienza” de Roma y Universidad de Ferrara. Además, en la Universidad de Roma se han construido desde 1985 varias generaciones del super ordenador “APE”. En 1998 se desarrolló y construyó la máquina “SUE”, dedicada a la simulación de vidrios de espin (spin glasses). Hace tres años se decidió juntar las experiencias acumuladas para abordar una investigación conjunta en el campo de ordenadores dedicados. El proyecto ha encontrado enseguida el interés de la industria, tanto de la empresa Eurotech de Trento (Italia) que ha producido la máquina, como de la empresa Xilinx, productora de las FPGAs, que son como un ordenador virgen al que hay que enseñar todo lo que tiene que hacer en función de lo que interese simular, instaladas en JANUS.

JANUS

JANUS está compuesto de 16 placas, cada una con 16 FPGAs. Además, dispone de 256 procesadores para hacer simulaciones, y su potencia en los problemas para los que ha sido diseñada es equivalente a unos 100.000 procesadores convencionales. El consumo de corriente de JANUS es en proporción muy bajo. Llegando a un máximo de 15 kW cuando todos los procesadores están simulando.

El resultado, es un procesador dedicado que no está limitado a una clase reducida de aplicaciones; basta volver a programar su hardware para simular problemas distintos con las prestaciones de una máquina dedicada.

APLICACIONES

La primera aplicación realizada con JANUS ha sido la simulación de Spin Glasses y, en general, de modelos de sistema magnéticos. La potencia de cálculo del ordenador, permite simulaciones imposibles con los recursos de cálculo comunes. De esta forma, será finalmente posible aclarar cuestiones teóricas que llevan años sin encontrar solución. Al mismo tiempo, se está preparando la máquina para la investigación del comportamiento de proteínas y el diseño de fármacos. Sendos problemas de enorme relevancia científica y difíciles de estudiar con los ordenadores clásicos. Estas dos clases de problemas, muy distintas entre si, podrán demostrar la versatilidad de JANUS, abriendo así el camino a otras aplicaciones en colaboración con otros centros de investigación. Además, el equipo de investigadores europeos, encabezados por Alfonso Tarancón del BIFI, ha presentado su creación al Premio Gordon Bell, considerado por muchos como el Nobel de la Computación.

El acto ha contado con la presencia de Pilar Ventura, consejera de Ciencia y Universidades del Gobierno de Aragón; Amado Franco Lahoz, presidente de Ibercaja; Manuel José López, rector de la Universidad de Zaragoza; Mateo Valero, director del Barcelona Supercomputing Center (BSC) y de la Red Española de Supercomputación y Premio Aragón 2008; Alfonso Tarancón, responsable del proyecto e investigador del Instituto de Biocomputacion y Física de Sistemas Complejos (BIFI), dependiente de la Universidad de Zaragoza ; Pierfrancesco Zuccato, de la empresa Eurotech y José Félix Sáenz Lorenzo, director del BIFI.

Comentarios