Este miércoles se dictamina, inicialmente, la nueva Ordenanza General de Hostelería

 

La Comisión de Seguridad Ciudadana, que se reúne este miércoles, va a dictaminar, inicialmente, la Ordenanza General de Hostelería, adaptada a la Ley de Espectáculos Públicos de Aragón. Con esta ordenanza se regulan situaciones que antes no estaban reguladas y se modifican aspectos, como el tamaño o las distancias, para adecuarlos a la realidad hostelera de la ciudad. La nueva ley se aprobará en el próximo Pleno del día 30.

En la nueva Ordenanza de Hostelería se han modificado criterios urbanísticos como, por ejemplo, la distancia entre establecimientos que ahora dependerá del tipo que sea. Se regulan las dimensiones de los locales, los accesos, se presta especial protección también al nivel de la música y los ruidos, las pistas de baile, las instalaciones eléctricas o la regulación de la venta hacia la vía pública a través de ventanas o ventanillas. En esta Ordenanza se incluye ahora la regulación de ciertos espacios como los locales de peñas recreativas o de determinados colectivos o asociaciones, siempre que dichos espacios sean de acceso público.

La nueva ordenanza posibilita la creación de nuevos establecimientos y regula aspectos que hasta ahora no lo estaban. Con la aplicación de esta nueva ley, se espera que algunos de los locales que solicitaron la licencia de café cantante puedan obtenerla. Precisamente, la fecha del 27 de mayo, era el límite para tener resueltas todas las adaptaciones de licencias a la nueva Ley de Espectáculos de Aragón.

La nueva ordenanza es suficientemente amplia como para que se puedan conceder la mayoría de licencias. Uno de los cambios más importantes que recoge es la distancia entre establecimientos, con la ley actual tiene que haber 100 metros de distancia entre cualquier tipo de establecimiento hostelero, con la nueva ley la distancia se guarda solo entre establecimientos del mismo tipo. Es decir, si se quiere abrir, por ejemplo, un bar con equipo de música no se puede hacerlo a menos de 100 metros de otro igual, pero sí cerca de una cafetería o restaurante. También se reducen los tamaños, de los 200 metros cuadrados necesarios para abrir un bar con equipo de música se reducen a 100.

Comentarios