Cáritas Diocesana de Huesca apoya un proyecto con mujeres palestinas

Cáritas Huesca apoya un proyecto promocional de ayudas económicas a jóvenes mujeres palestinas para que puedan finalizar sus estudios académicos, con motivo de la campaña institucional que la entidad ha puesto en marcha en todo el país para celebrar el Día de la Caridad, que se conmemoraba el pasado 25 de mayo. El lema de la campaña es “Los derechos humanos son universales. Las oportunidades deberían serlo”.

El proyecto que impulsa Cáritas Huesca está desarrollado y abalado por el trabajo de Cáritas Jerusalén. Los interesados en colaborar pueden hacerlo a través de dos números de cuenta indicando en el concepto “Palestina”: en IBERCAJA: 2085/2052/00/0300091219 y  en CAI: 2086/0300/39/3300149182.

Con su campaña, Cáritas quiere profundizar en la situación de exclusión e inferioridad a la que muchas mujeres siguen sometidas en todo el mundo. La igualdad entre hombres y mujeres constituye un principio jurídico universal, pero aunque en nuestro país y en el entorno de la Unión Europea se han dado pasos importantes en el reconocimiento de los mismos derechos para hombres y mujeres, y en la participación de la mujer en todas las esferas de la vida social, política, cultural y económica, estos logros son aún insuficientes. La violencia de género, la discriminación salarial, el mayor desempleo femenino, la escasa presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad política, social y económica, o los problemas de conciliación entre la vida personal laboral y familiar, muestran cómo la igualdad plena es todavía una tarea pendiente, y en especial en el caso de mujeres con escasos recursos.

 

Los datos reflejan esa situación: Dos tercios de las personas analfabetas en el mundo son mujeres, de los 137 millones de jóvenes analfabetos en todo el mundo, un 63% son de sexo femenino; la tasa de empleo femenina equivale a dos tercios de la tasa de empleo masculina y en los países en desarrollo hay todavía un 60% más de mujeres analfabetas que hombres analfabetos y en la escuela primaria la matriculación femenina sigue siendo un 6% inferior a la masculina. De hecho, actualmente, de todos los pobres que hay en el mundo la mayoría son mujeres, en España esta “feminización” de la pobreza se debe principalmente a la aparición de nuevas formas de pobreza que afectan más directamente a las mujeres por su situación de mayor vulnerabilidad.

 

Algunas de las medidas planteadas por Cáritas para favorecer la igualdad de género consisten en promocionar acciones de sensibilización dirigidas a educar y formar a los más jóvenes en la necesidad de construir una sociedad basada en la equidad de relaciones hombre-mujer; denunciar las situaciones de injusticia y desigualdad por razones de género que afectan a los grupos más vulnerables de nuestro entorno (mujeres inmigrantes, gitanas, prostitutas, sin hogar…) y reclamar una regulación más justa y equitativa de la situación laboral irregular que afecta principalmente a las mujeres que trabajan en el servicio doméstico, en su mayoría mujeres inmigrantes.

Comentarios