UGT y CERMI en Aragón piden acortar los plazos normativos de la Ley de Servicios Sociales

UGT Aragón y el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Aragón (CERMI Aragón) instan al Departamento de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón a acortar los plazos del desarrollo normativo de la futura Ley de Servicios Sociales. Ambas organizaciones consideran necesaria esta reducción de plazos en los órganos de nueva creación, el mapa y el catálogo de servicios sociales y su sistema de información.

Durante el día hoy CERMI Aragón y UGT Aragón han celebrado un encuentro de trabajo en la localidad oscense de Ligüerre de Cinca sobre la futura Ley de Servicios Sociales en Aragón donde han puesto en común las alegaciones y aportaciones al anteproyecto del ley presentado por el Gobierno de Aragón, que actualmente se encuentra en proceso de información pública.

En este encuentro se han sentado las bases para comenzar un trabajo conjunto de ambas organizaciones de cara al futuro desarrollo reglamentario y normativo que habrá de hacer efectivos los derechos de ciudadanía que recoge esta nueva Ley, para ello se ha conformado una comisión técnica, y se ha establecido un calendario para ello.

UGT Aragón y CERMI valoran positivamente el proceso de participación ciudadana iniciado por el Departamento de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, que ha propiciando un amplio debate ciudadano y que permitirá contar con una ley consensuada que incorpora a todos los actores de la acción social en la Comunidad autónoma. Asimismo valoran que el documento inicial de trabajo recogiera las alegaciones presentadas por agentes sociales, entidades, colegios profesionales e instituciones al anteproyecto de ley presentado en la anterior legislatura y que el 70% de las propuestas aportadas por los mismos han sido incorporadas en el articulado del anteproyecto de ley.

Sin embargo ambas organizaciones están de acuerdo en instar al Gobierno de Aragón a acortar los plazos de su desarrollo normativo sobre todo en lo referente a la creación de nuevos órganos y el diseño del mapa y el catálogo de servicios sociales. Esta Ley debe contar con una financiación suficiente y sostenible para hacer efectivos los derechos ciudadanos. Igualmente existe un acuerdo en que la nueva Ley debe delimitar y clarificar el concepto de discapacidad en toda su dimensión, de manera que se puedan aplicar las prestaciones en función de las necesidades reales.

UGT Aragón y CERMI Aragón plantean que la prestación de servicios sea de calidad, que debe estar presente tanto en la acreditación e inspección de los centros como en el empleo (ratios de personal, formación, titulación, etc) y que se debe garantizar en la prestación de servicios sociales, tanto los de gestión directa de la administración como en aquellos que sean prestados a través de conciertos por la iniciativa privada.

CERMI Aragón es una plataforma de representación, defensa y acción de personas discapacitadas en Aragón y aglutina a un centenar de entidades que trabajan en este campo, representando al 95% del sector. UGT-Aragón es la Organización Sindical más representativa en Aragón con más de 46.000 afiliados y más de 5000 Delegados Sindicales.

Comentarios