Canfranc espera consolidarse en el calendario de carreras de montaña

El próximo 7 de junio se va a celebrar la segunda edición de la Carrera de Montaña Canfranc-Canfranc, con dos recorridos, uno más exigente de 42 kilómetros y otro más asequible de 32 kilómetros, con pendientes que superan el 22 por ciento de desnivel, contando con 3.200 metros de subida y 3.200 de bajada. El alcalde de la localidad, Fernando Sánchez, ha indicado que esperan que esta cita se consolide en el calendario de las carreras de montaña, y con el tiempo que sea una cita referente.

Aún es pronto, es la segunda edición, pero sus responsables confían en que se consolide. Este año las expectativas son buenas, y aunque aún no se dan cifras de participantes, con superar a los del año pasado, se darían por satisfechos. Desde el Ayuntamiento de Canfranc valoran de forma positiva este tipo de iniciativas que también son un enganche turístico y hacen llegar a otro tipo de público la oferta de esta zona.

Esta carrera entra dentro de un grupo de pruebas denominado “Strintale” que se compone de cinco competiciones más, como la Maratón por la Cordillera Asturiana o la carrera por montaña de subida a los Lagos de Covadonga.

Este tipo de carreras son habituales en el resto de Europa, incluso con más dificultades, como descensos por cuerda, pero en España están recién instauradas. La preparación física y psicológica tiene que estar contrastada, ya que las pruebas tienen una duración de 4 horas y 30 minutos a 8 horas.

Es ya la segunda edición de esta cita que se puso en marcha el año pasado y que se espera vuelva a ser un éxito en cuanto a participación. En la edición de 2007 se dieron cita más de cincuenta participantes, y los organizadores esperan repetir o mejorar estas cifras.

Comentarios