El Gobierno derogará el trasvase en una semana

El Consejo de Ministros derogará "con carácter urgente" el próximo viernes el Real Decreto que regula la conducción de agua desde Tarragona a Barcelona, si se confirma que la situación de excepcionalidad que motivó su aprobación ha finalizado. Según el informe del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, las lluvias de las últimas semanas permiten afirmar que la situación de emergencia en Barcelona ha sido superada.

Así lo ha confirmado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha anunciado que la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, se reunirá "de inmediato" con representantes de la Generalitat para fijar definitivamente los criterios oportunos.

Espinosa ha presentado un informe al Consejo de Ministros sobre la situación de la sequía en Cataluña. Este informe, según De la Vega, señala que "en poco más de mes y medio" la situación ha cambiado, ya que ha empezado a llover, por lo que "creemos que las razones para la emergencia han llegado ya a su fin".

Ha recordado que el Real Decreto, aprobado hace 45 días, recogía medidas excepcionales y urgentes para el suministro de agua a Barcelona, cuyos ciudadanos podían llegar a no disponer de agua para beber en el mes de octubre.

De la Vega ha insistido en que en el momento que se acuerde formalmente la desaparición de las causas que determinaron la declaración de emergencia para llevar a cabo las obras, se procederá a rescindir el contrato de adjudicación de las mismas con las empresas correspondientes.

Para ello, se iniciarán las conversaciones la próxima semana, ha dicho. Sobre la posibilidad planteada por la Generalitat de realizar algún tipo de conexión entre el Ebro y la cuenca de Barcelona, ha asegurado que "eso es otra cuestión".

Ha explicado que una vez desaparecida la situación de emergencia, el propio decreto prevé un mecanismo de cese de su objeto, "de autoderogación" del mismo mediante un acuerdo del Consejo de Ministros, el mismo órgano que aprobó la emergencia.

Respecto a los objetivos de la Generalitat, "los conoceremos y en lo que sea objeto de nuestra competencia, cooperaremos, pero es una cuestión diferente" de la que se aborda en el decreto, ha dicho De la Vega.

Por su parte, la Generalitat derogará su decreto de sequía, vigente desde el mes de abril del año pasado, durante la reunión del Consejo Ejecutivo del próximo martes. Así lo han confirmado fuentes del Gobierno a la Agencia Catalana de Noticias. Esta derogación dejará también sin efecto al Real Decreto Ley de sequía, aprobado por el Gobierno español y que autorizaba la construcción de la conducción del trasvase del Ebro desde Tarragona hasta Barcelona.

Sin embargo, estas mismas fuentes han advertido que algunas medidas restrictivas se podrían mantener durante las próximas semanas para evitar dar la sensación que la situación se ha normalizado y para limitar el consumo de agua.

Comentarios