Reunión del Consorcio del Museo de Lérida

El Consejero de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras, ha convocado para el 3 de junio a los miembros del Consorcio del Museo de Lérida. Será en este encuentro cuando se analice la decisión del Tribunal de la Rota Romana de no admitir a trámite la demanda de la Diócesis de Lérida sobre el arte sacro y en el que el Consorcio deberá definirse sobre esta cuestión.

El Consejero de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Treserras, aseguraba recientemente que las piezas de arte no se moverán de Lérida a pesar de la última resolución del Tribunal de la Rota Romana que desestimaba la demanda presentada por la Diócesis de Lérida. Treserras reiteraba la voluntad de diálogo con el Gobierno de Aragón para resolver el conflicto por la vía política. El Consejero de Cultura era claro tanto en la legitimidad de las 83 piezas de arte sacro de la Franja en litigio como en su futuro destino.

SALINAS EXIGE A LOS "AMIGOS DEL MUSEO" DE LÉRIDA QUE RETIREN LA DEMANDA CIVIL

El administrador apostólico de Lérida, Javier Salinas, ha exigido a la asociación “Amigos del Museo” de Lérida que retiren la demanda civil presentada para que un juez ordinario determine la propiedad de las 83 obras de arte que reclama Aragón. Salinas mediante una comunicación ha indicado a la asociación que no autoriza la presentación de la demanda.

Los “Amigos de Museo” de Lérida no piensa hacer caso y, según los miembros de la asociación, esta exigencia revela hasta que punto la acción civil admitida a trámite por el juzgado de primera instancia número 4 de Lérida ha incomodado al obispo Salinas. El juez ya ha ordenado al obispo representante de la diócesis de Lérida que en un periodo de veinte días se pronuncie sobre la titularidad de las obras.

El prelado siempre se ha mostrado partidario de no salirse de la jurisdicción canónica argumentando que el patrimonio eclesiástico está protegido por el Concordato. El administrador apostólico de Lérida manifestaba en Barbastro que "el juez haya admitido a trámite la demanda de la asociación de “Amigos del Museo” de Lérida no quiere decir nada". Salinas explicaba que los bienes son de la Iglesia y que para ello existe el Concordato y un tratamiento jurídico de esos temas que no se pueden llevar a un tratamiento civil.

El administrador apostólico de Lérida, Javier Salinas, afirmaba que “los gestos hablan pero se deben convertir después en hechos” y que tienen que encontrar la fórmula para proceder a la devolución de las 112 piezas de arte. Salinas manifestaba en Barbastro sobre este tema que "hablamos demasiado, lo importante es buscar el camino para lo que es el final de un recorrido", y ha reconocido que en algunos momentos se siente incomodo puesto que Lérida considera que le “arrancan algo que es suyo”. Javier Salinas señalaba que el obispado de Lérida no renunció a la propiedad pero depositó los bienes en un consorcio y tiene una “fidelidad a los compañeros de viaje”.

Javier Salinas indicaba que ahora se debe alcanzar algún tipo de acuerdo o fórmula para proceder a la entrega pero también hay que tener en cuenta a los miembros del consorcio que son personas amables y disponibles. “Desde el punto de vista canónico el asunto de los bienes ha terminado”, según Salinas, que también ha indicado que tiene sus "dificultades" puesto que la Diócesis de Lérida tenía sus “compromisos con otros”, y ahora hay que reconducir las cosas para hacer lo todo de la mejor manera.

La Diócesis de Lérida hasta estos momentos ha seguido un régimen jurídico de la justicia canónica pero una vez finalizada esta vía hay que buscar una solución que “sea posible para todos ya que en este tema hay mucha gente implicada, no sólo la iglesia”, según ha puesto de manifiesto en Barbastro Javier Salinas.

El obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, explicaba recientemente a Radio Huesca Digital, que según las informaciones de que dispone, “la unidad museística no existe”. Milián mostraba su desacuerdo con las afirmaciones que se realizan en Lérida sobre la unidad del museo puesto que el propietario de las obras de arte es la Diócesis de Barbastro-Monzón, tal y como han puesto de manifiesto los reiterados decretos de la Congregación de los Obispos y el Tribunal Supremo.

Alfonso Milián señalaba también que considera que “la Generalitat no tiene competencias en este tipo de bienes ya que prevalecen las leyes del Estado sobre las comunidades autónomas”. El obispo de Barbastro-Monzón recordaba que las obras son de la Iglesia y debe decidir sobre la ubicación de las mismas.

Comentarios