Continúa la polémica en torno al comunicado enviado por Salinas a la Asociación "Amigos del Museo de Lérida"

Milián - Salinas

Siete entidades cívicas y culturales de Lérida han manifestado públicamente su rechazo a la postura del Obispado de Lérida, después de que la asociación “Amigos del Museo de Lérida”recibiese un burofax enviado por dicho Obispado en el que se les pedía que retirasen la demanda civil presentada para solicitar que las obras de arte en litigio se mantengan en Lérida.

Estas siete entidades pertenecientes a las comarcas de Poniente han presentado un manifiesto en el que hacen un llamamiento público para apoyar a los “Amigos del Museo”. En dicho manifiesto, consideran que el burofax enviado por el administrador apostólico, Javier Salinas, no sólo es una “falta de respeto al sistema jurídico”, sino que podría constituir un delito. Así lo ha expresado el presidente del Patronato del Corpus de Lérida, Enric Figueres. Asimismo las entidades esperen poder convocar un acto público con el fin de reivindicar la propiedad de las piezas de arte en litigio.

La polémica surgía cuando el administrador apostólico de Lérida, Javier Salinas, exigía a la asociación “Amigos del Museo” de Lérida que retiren la demanda civil presentada para que un juez ordinario determine la propiedad de las 83 obras de arte que reclama Aragón. Salinas mediante una comunicación indicaba que no la asociación no estaba autorizada para presentar dicha demanda.

Los “Amigos de Museo” de Lérida declararon que no harían caso a la petición del Obispado y, según los miembros de la asociación, esta exigencia revela hasta qué punto la acción civil admitida a trámite por el juzgado de primera instancia número 4 de Lérida ha incomodado al obispo Salinas. El juez ya ha ordenado al Obispo representante de la Diócesis de Lérida que en un periodo de veinte días se pronuncie sobre la titularidad de las obras.

Por su parte, el prelado siempre se ha mostrado partidario de no salirse de la jurisdicción canónica argumentando que el patrimonio eclesiástico está protegido por el Concordato. El administrador apostólico de Lérida manifestaba en Barbastro que "el juez haya admitido a trámite la demanda de la asociación de “Amigos del Museo” de Lérida no quiere decir nada". Salinas explicaba que los bienes son de la Iglesia y que para ello existe el Concordato y un tratamiento jurídico de esos temas que no se pueden llevar a un tratamiento civil.

Una cita importante en este conflicto tiene lugar este martes, 3 de junio, cuando el Consejero de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras, ha convocado en reunión a los miembros del Consorcio del Museo de Lérida. Será en este encuentro cuando se analice la decisión del Tribunal de la Rota Romana de no admitir a trámite la demanda de la Diócesis de Lérida sobre el arte sacro y en el que el Consorcio deberá definirse sobre esta cuestión.

El Consejero de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Treserras, aseguraba recientemente que las piezas de arte no se moverán de Lérida a pesar de la última resolución del Tribunal de la Rota Romana que desestimaba la demanda presentada por la Diócesis de Lérida. Treserras reiteraba la voluntad de diálogo con el Gobierno de Aragón para resolver el conflicto por la vía política. El Consejero de Cultura era claro tanto en la legitimidad de las 83 piezas de arte sacro de la Franja en litigio como en su futuro destino.

Comentarios