José Antonio Martín Otín "Petón" presenta 'La desesperación del té. 27 veces Pepín Bello'

El periodista y escritor oscense presenta en Madrid y Huesca el libro en el que recoge las historias de Pepín Bello que él contaba, enlazando con su origen oscense. El libro se divide en 27 capítulos, como la generación del 27 de la que formaba parte. La primera presentación tenía lugar este lunes en Madrid en el Circulo de Bellas Artes y contó con Paco González, director de Carrusel Deportivo de la Cadena SER, como presentador del acto. El jueves se presentará en Huesca dentro de la Feria del Libro que se celebra en la capital oscense.

Petón tuvo una relación muy directa con Pepín Bello en los últimos años de su vida y con este libro pretende acercar a una persona que influyó en la historia cultural de España y que compartió con García Lorca o Buñuel muchas de las páginas de su vida. La admiración de Petón sobre Pepín Bello le ha llevado a escribir esta publicación en la que relata que fue una persona sin ninguna ambición personal, pero con una extraordinaria personalidad supo formar parte de esa generación del 27 que tanto ha dado que hablar.

La publicación la realiza la editorial Pre-Textos en el segundo libro de José Antonio Martín que hace tres años publicó El hombre al que Kipling dijo sí, libro de edición agotada en el que se cuenta la historia de amor de José Antonio Primo de Rivera con la Princesa Bibesco, hija de H. Asquith, primer ministro inglés, y esposa del embajador de Rumanía.

La tercera publicación que está preparando Petón tiene que ver con el fútbol, deporte al que ha estado vinculado durante toda su vida en varias facetas, y donde se recogerán las historias que relata cada jueves en el programa El Larguero de la Cadena SER de José Ramón de la Morena.

A Pepín también le hubiera sorprendido que el desopilante Hamlet que escribió con Buñuel fuera representado como sucedió el pasado día 13 de mayo en Huesca en el Teatro Olimpia donde se puso en escena “27 veces Hamlet” obra inédita y que estuvo dirigida por Lola Baldrich.

Comentarios