Cartas al director : UGT Aragón “ La mejora salarial es fundamental para activar el consumo y frenar la desaceleración “

En mayo el paro registrado ha descendido en Aragón. Hay 1.521 parados menos (un –3,59%) que en el mes anterior, situándose la cifra de desempleados en 40.881 personas. A su vez, Aragón ha sido la segunda Comunidad española en dónde más se ha reducido el paro en términos porcentuales, tras Islas Baleares (un –11,63%), fundamentalmente por el efecto Expo.

En cualquier caso con una visión de largo plazo, el paro registrado crece con relación a un año en 6.570 personas, un 19,15%. La peor evolución se ha dado en los varones (un 28,76%) y el sector económico más afectado la construcción (un 44,66% de incremento interanual).

En Aragón se han celebrado 5.807 contratos de trabajo más que en abril de 2008, un 14,37%, en contraste con la reducción de un 5,12% en España. Pero, nada se avanza en la contratación indefinida, dada la preponderancia de los contratos temporales, que cada vez van ganando más importancia en el total de contratos laborales.

En el detalle de la naturaleza temporal de los contratos se aprecia que se han suscrito 6.645 contratos temporales más que abril de 2008 y 838 menos de indefinidos. Esta tendencia manifestada en el tiempo está llevando a que los contratos temporales ganen en peso relativo sobre el total (un 13,31% sobre el total de contratos), quedando, incluso, por encima de la temporalidad española (que es de un 12,67%).

Conclusiones.

Los mejores datos de Aragón cabe enmarcarlos en la mejor evolución de la economía regional, frente a la nacional, y la celebración inminente de la EXPO 2008. En consecuencia, el buen dato del paro, que afecta a ambos sexos, si bien más a las mujeres aunque tienen empleos fundamentalmente temporales. Los datos son buenos en términos generales en las tres provincias, sobre todo en Zaragoza. Mejora la ocupación femenina en el sector servicios y en la capital aragonesa. No obstante, el paro es especialmente virulento en el sector de la construcción.

Hay que pensar cuanto antes en dar continuidad a la actividad económica tras la Expo, potenciando tanto sectores industriales como de servicios, buscando un modelo de crecimiento equilibrado y procurando que la construcción se centre en determinadas obras públicas (plan de carreteras regional, transporte en área metropolitana de Zaragoza, vivienda de protección oficial, remodelación de los edificios de la EXPO 2008, etc.) para mitigar la caída de actividad que, sin duda, tendrá lugar.

Comentarios