La plantilla del Huesca con la máxima ilusión

No hay lugar a dudas y en la vuelta a los entrenamientos el equipo ha demostrado estar ilusionado con la oportunidad de hacer historia y de conseguir el objetivo del ascenso a 2ª División. Los jugadores oscenses ven al Écija como un rival complicado, pero bastante similar al Huesca por lo que las opciones para ambos, a priori, son las mismas y por ello se va a luchar en los dos partidos. De momento la venta de entradas va a un ritmo tremendo y se espera un lleno total el domingo, a partir de las 18.30 horas. Se está preparando una comida para todos los que quieran acudir en la propia zona del aparcamiento en la conocida Terraza del Alcoraz para todos los aficionados que lo deseen.

Es un último peldaño para el ascenso, como comentaba a Radio Huesca Digital Sebastián Corona, que comenta que “estamos ante la última eliminatoria. Es como se dice una final a doble partido y el equipo está con la ilusión y preparado para ello. Sabemos que el Écija es un buen equipo y que vamos a sufrir, pero igual que todos los partidos. Estamos con muchas ganas de que llegue el domingo y empezar con buen pie en esta eliminatoria”.

Por su parte Carlos Castán señala que “el equipo está con muchas ganas y no sé porque este año se siente la posibilidad más real de poder ascender y ansiosos porque llegue el domingo”. Sobre el Écija comenta se comenta que “es un equipo muy parecido a nosotros que es rocosa defensivamente. Prácticamente se parte. Hay jugadores que se dedican a defender y los de arriba atacar y vamos aprovechar si nosotros podemos aprovechar el centro del campo para controlar el partido y sacar algo positivo”.

Uno de los nuevos este año y que no vivió la experiencia del año pasado es Mikel Rico, que como sus compañeros espera con impaciencia la llegada del partido: “.Estas semanas se hacen largas porque todo el mundo tiene muchas ganas de jugar y la espera se hace un poco pesada”. Rico añade sobre el rival que “es un buen equipo de 2ª B con un buen bloque y una buena defensa y va a ser muy igualado y es un conjunto parejo a nosotros y lo importante sería en Huesca conseguir un buen resultado”.

Sorribas y Lalo entrenaban a distinto ritmo que sus compañeros, pero ninguno de los dos se perderá el partido del domingo. Lalo tiene un esguince de tobillo y Sorribas sigue con sus dolencias en el empeine del pie derecho. Tras el entrenamiento de este miércoles en Grañén, el jueves será en la localidad de San Jorge y el viernes en el Alcoraz para cerrar la semana en Tardienta.

En el Écija será baja Pepe Díaz que ha sido sancionado con dos partidos por lo que no podrá jugar ninguno de los dos encuentros de la eliminatoria. Una baja sensible puesto que se trata de uno de los puntales del equipo y máximo goleador, si bien los andaluces tienen jugadores de mucha calidad para suplir a su capitán.

Comentarios