CHA denuncia el engaño sobre la programación del Palacio de Congresos

Desde CHA constatan que los actos asociados a la Expo y que se celebrarán en Huesca no comenzarán en el Palacio de Congresos. Ese honor se lo llevará el Olimpia con la presencia de una de las figuras internacionales anunciadas a bombo y platillo en su momento: Rigoberta Menchú.

Los aragonesistas indican que el hecho no tendría mayor trascendencia sino quedara enmarcado en lo ocurrido en los últimos tiempos de construcción del Palacio de Congresos. Lo que importa es que las razones para una inversión complementaria de 1.600.000 €, justificada como algo absolutamente imprescindible para que la Expo tuviera presencia en nuestra Ciudad, se van diluyendo como un azucarillo y deja con las vergüenzas al aire a Fernando Elboj que justificó con un adelanto de final de obra lo que en realidad era una estrategia para pagar un desvío presupuestario evidente.

Llegados a este punto, desde Chunta Aragonesista quieren señalar algunas cuestiones:

La Expo pasará sin pena ni gloria en lo que a Huesca le compete. Desgraciadamente ni los asesores nombrados a dedo por Fernando Elboj, ni los posteriores informes elaborados desde la comisión de Desarrollo presidida por Fernando Lafuente, ni la plataforma generada desde la DPH, ni el “incógnito” trabajo elaborado por la pomposa sociedad PRODESA, ni el fantasmagórico Plan de Obras auspiciado desde la DGA van a servir para que el efecto Expo trascienda Zaragoza y llegue, aunque sólo sea, a los 70 km que dista de nuestra Ciudad de la sede. Conformarnos con que esporádicamente puedan acercarse algunos de los visitantes y albergar cuatro cosas que no caben en Zaragoza es un balance realmente pobre del que Fernando Elboj es el primer responsable.

Estamos a 8 días de la inauguración de la Expo y el programa de actos anunciado cuando deprisa y corriendo tuvo que justificarse el adelanto de las obras del Palacio de Congresos se encuentra, al menos en lo que nuestro Grupo conoce, absolutamente congelado. Ninguna nueva “luminaria” potencia lo ya conocido en su momento que, como dijimos entonces, ni de lejos justifica la millonaria inversión realizada. Nos va a resultar la publicidad más cara de la historia.

Para el viaje que se nos proponía no hacía falta, de forma inexcusable, las alforjas del Palacio de Congresos. Contando con el espacio del Olimpia y planificando otros complementarios para la realización de encuentros que requieran traducción simultánea, la ciudad de Huesca podría haberse ofrecido para lo que nos va a llegar y más sin ningún problema. La prueba palpable es que así será para el acto que tendrá como protagonista a Rigoberta Menchú.

Según Miguel Solana para Chunta Aragonesista la verdadera razón para entender el adelanto del final de obra en el Palacio de Congresos, más allá de la necesidad de justificar un desvío presupuestario, se encuentra en la personalidad de Fernando Elboj que, por encima de cualquier otra consideración, ha querido poner figuras de renombre asociadas a la inauguración de la obra faraónica de su mandato. Es una cuestión de vanidad que a la ciudad de Huesca le va a salir muy cara. Para entender su magnitud basta con mirar el lamentable estado inversor en que la Ciudad va a entrar en los próximos tres años. Y es que es grave salir endeudados hasta las orejas tras años en que el Ayuntamiento ha visto entrar dinero a raudales como consecuencia de un modelo urbanístico expansivo que la larga pagaremos.

El nuevo plazo de fin de obra es el 1 de julio. Esperemos que sea cumplido a rajatabla y en todos los términos contratados tras el último modificado. Que no quepa ninguna duda que, caso de producirse cualquier retraso después del desembolso que hemos realizado, desde Chunta Aragonesista exigiremos las responsabilidades correspondientes y llegado el caso la sanción económica que proceda, concluye Solana.

Comentarios