Los afectados por el proyecto de la cementera de Puente la Reina invitan a los políticos a conocer in situ el proyecto

La Asociación de Afectados por la posible instalación de una cementera en el municipio de Puente la Reina de Jaca ha cursado una carta a los máximos responsables de los partidos políticos con representación en las Cortes de Aragón, en la que se invita a los mismos, a visitar el lugar exacto en donde la empresa Cementos del Pirineo, S.L., con el apoyo del equipo de gobierno del ayuntamiento de la localidad pretende instalar una molienda de clinker y de cemento, básicamente una cementera.

La carta ha sido enviada a Marcelino Iglesias, José Angel Biel, Gustavo Alcalde, Nieves Ibeas y Adolfo Barrena, así como a los portavoces de cada uno de los grupos políticos en las Cortes de Aragón y al propio presidente de esta institución, quien posee una casa en una localidad muy próxima a la potencial cementera, viéndose afectada, por tanto. Así se acordó en la reunión mantenida por la Junta de la Asociación, celebrada en Puente la Reina en la noche del pasado viernes.

En la carta se dice que “nada mejor que conocer sobre el propio lugar, sobre la parcela misma en la que se ubicaría este proyecto, para tomar consciencia de los más que posibles efectos negativos, que esta industria tendría sobre el futuro desarrollo de esta zona, que siempre se ha considerado como la puerta del Pirineo”.

Y no sólo para su futuro, “sino también para el presente, puesto que la posible cementera se instalaría a tan sólo 2 kilómetros del Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel, para lo cual se ha formado un Patronato con el mismo nombre.” ¿De qué se quiere proteger esa zona?, se preguntan los miembros de esta asociación. Si no se protege de proyectos de esta índole, ¿qué hará falta proponer, para levantar la voz desde un órgano así?

La invitación a los políticos se hace de manera individualizada, para que cada cual pueda venir en el momento que considere. En la Asociación estamos dispuestos a abordar este asunto con cada grupo político por separado, explicando todos los detalles del proyecto y todo aquello que vemos no muy claro. Igualmente, se consideraría positivo que pudieran venir en los próximos días, antes de que concluya el plazo de presentación de alegaciones, el 23 de junio próximo. La resolución del INAGA no se dará a conocer hasta el siguiente otoño, quedando tiempo más que suficiente para que la clase política aragonesa reflexione sobre este proyecto.

Estamos convencidos en la Asociación de que político que pise el terreno, le costará mucho manifestarse a favor de un proyecto contaminante, que puede abrir las puertas a otros más de este tipo y cerrando, por tanto, la llegada de otro tipo de industrias más limpias. “Retamos a los políticos a que, una vez en la zona, con el fondo de San Juan de la Peña, la Peña Oroel, el Pico Collarada y rodeados de carrascas centenarias, nos miren fijamente a los ojos y manifiesten su parecer”.

Por otra parte, en la reunión de la Asociación se decidió manifestar un agradecimiento explícito al foro Agenda 21, reunido el pasado miércoles y en donde se puso de manifiesto un rechazo frontal, por parte de todas las personas presentes.

Asimismo, se hizo un balance muy positivo del número de firmas recogidas hasta esta semana, que sobrepasa el número tres mil. De estas firmas, y esto es lo más importante para nosotros, más de la mitad pertenecen a personas de la comarca de la Jacetania. No hay pueblos en donde no se estén recogiendo firmas, que nos hace llegar una vez está completa la hoja. Pocas veces un proyecto ha levantado tanta controversia y son unánimes las voces en contra, advirtiendo que los pocos que pueden estar a favor ni tan siquiera se atreven a hacerlo en público.

Comentarios