Cierra sus puertas una exitosa edición de la Feria del Libro de Huesca

Las casetas instaladas en el Parque Miguel Servet cerraban este domingo las puertas de una Feria del Libro que en su XXV edición ha sido una de las más exitosas de los últimos años por las cifras de ventas, público asistente, autores presentando sus obras y actividades organizadas.

Una edición, que llegaba a sus bodas de plata, y que ha superado con creces la del año pasado. Desde la Asociación Provincial de Libreros, se piensa ya en el año que viene y en las actividades de verano. No ha habido un libro que haya destacado sobre otros, en lo que a ventas se refiere. Los autores altoaragoneses también han tenido su espacio en la feria.

La Feria ha contado este año con la participación de más de una decena de librerías, editoriales e instituciones, así como más de sesenta autores que han podido presentar sus novedades y firmar sus obras mientras tenían la oportunidad de charlar con sus lectores.

Durante los 10 días que ha durado la feria, se han presentado una gran cantidad de libros como “Descartes esencial” de Ramón Sánchez Ramón, la “Enciclopedia Preta” de Joaquín Carbonell, “Palabras Mayores”, “El Aiguabarreig: suelos y paisajes”, “Anales de la guerra de la independencia en el Alto Aragón”, “La mujer japonesa. Realidad y mitos”, “Religión y espiritualidad en la sociedad japonesa contemporánea”, “las exposiciones internacionales: arte y progreso”, “La exposición internacional de 2008”, “Album de radiografías de Ramón J.Sender”, “Pétalos de febrero”, “Cuentos de agua”, “La desesperación del té. 27 veces Pepín Bello”, “El laberinto de los dioses”, “Historia de Aragón”, “Leyendario”, “Mi querida hija Hildegard”, “el amigo de invierno”, “Vivo o muerto, cuentos del spaguetti western”... entre otros.

También ha habido magia a cargo de Helí Benito, música con diferentes grupos oscenses, actividades para los más pequeños con las ludotecas municipales y la clausura de las actividades de fomento de la lectura de las bibliotecas municipales. Han sido en definitiva, 10 días de fiesta en el Parque Miguel Servet con la literatura como telón de fondo.

Comentarios